Expertos estudian la prevención de la salmonella en envases sostenibles para productos cárnicos

Esta iniciativa tiene el objetivo de crear envases biobasados que incorporen recubrimientos híbridos con propiedades barrera. En concreto, Ainia está investigando la incorporación de sustancias antimicrobianas para reducir o limitar la proliferación de microorganismos, así como para prevenir la salmonella en el envasado de pollo.

Las empresas relacionadas con el mundo de la alimentación están centrando su atención en la economía circular y en la gestión sostenible de recursos. En gran medida, esta tendencia se centra en la búsqueda de nuevos envases más sostenibles para alimentos y bebidas. No obstante, “los materiales biodegradables que se utilizan actualmente en el envasado de alimentos, todavía no han alcanzado las propiedades de seguridad y durabilidad de los envases convencionales”, han destacado desde el centro tecnológico Ainia.

Esta entidad está actualmente desarrollando nuevos embalajes biobasados que incorporan recubrimientos híbridos con propiedades barrera a gases, antioxidantes y antimicrobianas. El resultado final podrá ser usado en en films y bandejas para alimentos.

“En concreto, Ainia está investigando, junto a la empresa Manor Farm, la incorporación de sustancias antimicrobianas, incluidos bacteriófagos, para reducir o limitar la proliferación de microorganismos, así como para prevenir la salmonella en el envasado de pollo”.

Estos recubrimientos híbridos funcionales, que se están desarrollando en el marco del proyecto Refucoat, “podrán sustituir a las opciones más convencionales que suponen un proceso de reciclaje complejo y costoso”. Para Concha Bosch, del departamento de tecnologías del envase de Ainia: “las soluciones en las que estamos trabajando corresponden a las innovaciones más disruptivas para lograr la transferencia al sector e impulsar en la industria el avance de la economía circular, pero sin renunciar a la funcionalidad del envase alimentario”.

Con una duración de cuatro años, el objetivo de Refucoat es desarrollar diferentes envases totalmente reciclables y biodegradables, para su uso en alimentos como el pollo, el pan rallado y las patatas fritas, que cumplan con las características de seguridad necesarias para lo que, dependiendo del factor principal que afecte a la degradación de cada alimento (humedad, oxígeno, proliferación de microorganismos, etc.), las características del embalaje y el proceso de desarrollo serán diferentes. “Estos envases finales tendrán propiedades mecánicas, térmicas y barrera adecuadas, por lo que supondrán una alternativa sostenible a los actuales envases barrera multicapa”, ha añadido Concha Bosch.

Bajo la dirección del Instituto Tecnológico del Plástico (Aimplas), Ainia participa en esta iniciativa europea junto a Miplast, Iris, Manor, Dacsa, Grupo Apex, Biopolis, Thünen, CIB-CSIC, Eurfic y Fraunhofer.

AIJU, Aimplas y Ainia se umen para estudiar la toxicidad de los alimentos

El Instituto Tecnológico de Producto Infantil y Ocio (AIJU), junto con Ainia y Aimplas, participan en un proyecto que tiene como objetivo estudiar y evaluar la presencia de NIAS (sustancias no añadidas intencionadamente) en los materiales plásticos que están en contacto con alimentos.

Esta iniciativa, bautizada como Niasafe, “nace de la necesidad de garantizar la inocuidad de los productos plásticos destinados a entrar en contacto con alimentos y pretende ser una herramienta para que las empresas, especialmente Pymes de la Comunidad Valenciana puedan innovar y aumentar la seguridad de sus productos”, han explicado las entidades responsables del proyecto.

Tras la detección e identificación de cada una de estas sustancias, se lleva a cabo un análisis toxicológico de aquellas que no están incluidas en el reglamento (UE) Nº 10/2011 de materiales plásticos destinados a entrar en contacto con alimentos. “Gracias a esta investigación, las empresas pueden conocer si están generando NIAS en su proceso de fabricación y recibir apoyo para elaborar guías de buenas prácticas que les permitirá posicionarse, no solo a nivel nacional, sino internacional, en la elaboración de envases alimentarios seguros”.

Niasafe está financiado por el Institut Valencià de Competitivitat Empresarial (Ivace), con la cofinanciación de los fondos Feder de la Unión Europea, dentro del Programa Operativo Feder de la Comunitat Valenciana 2014-2020.

Fuente: Technopress

, , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *