Los cambios en las dietas globales causan impacto en la salud y el medio ambiente

Una nueva investigación llevada a cabo por la Universidad de Kent ha revelado que, si bien los patrones internacionales de suministro de alimentos respaldan las dietas más saludables en algunas partes del mundo, en otros lugares está causando desnutrición y obesidad.

Publicado en Nature Food, el estudio analizó datos de suministro de alimentos para 171 países desde 1960 hasta 2010. Este análisis comprobó que las dietas están cambiando de manera compleja en todo el mundo debido a los cambios en el suministro de alimentos, avances tecnológicos, aumento de los ingresos y esto tiene importantes implicaciones en la sostenibilidad ambiental.

El Dr. James Bentham dirigió la investigación junto con el profesor Majid Ezzati y otros académicos del Reino Unido e internacionales.

El Dr. Bentham señaló que “hay cambios claros en el suministro mundial de alimentos y estas tendencias pueden ser responsables de fuertes mejoras en la nutrición en algunas partes del mundo. Sin embargo, la obesidad sigue siendo una preocupación a largo plazo y esperamos que nuestra investigación abra las puertas al análisis de los impactos en la salud de los patrones de dieta global. Igualmente, también debemos considerar cuidadosamente los impactos ambientales de estas tendencias”.

De acuerdo con la Universidad de Kent, Corea del Sur, China y Taiwán han experimentado los cambios más significativos en el suministro de alimentos en las últimas cinco décadas y los alimentos de origen animal como carne y huevos, azúcar, verduras, mariscos y cultivos oleaginosos se han convertido en una proporción mucho mayor de la dieta de las poblaciones. Con el aumento de la fuente animal y la disponibilidad de azúcar en estos países, los casos de obesidad también han aumentado.

Mientras tanto, en muchos países occidentales, el suministro de alimentos de origen animal junto con el azúcar ha disminuido. Esto es particularmente visible en países de habla inglesa de altos ingresos como Reino Unido, Estados Unidos, Canadá y Australia.

Los resultados mostraron que muchos países de todo el mundo han experimentado un aumento en las dietas basadas en vegetales. El estudio sugirió que estos dos factores indican una posible tendencia hacia alimentos más equilibrados y saludables.

Sin embargo, la región de África subsahariana mostró el menor cambio, con una falta de suministro de alimentos diversos y los investigadores sugirieron que esto podría ser una explicación de la desnutrición de la región.

El profesor Ezzati agregó: “Los avances en ciencia y tecnología, junto con los crecientes ingresos, han permitido que muchas naciones tengan acceso a una diversidad de alimentos. Debemos aprovechar estos avances y establecer políticas que ofrezcan alimentos más saludables para las personas en todas partes, especialmente para aquellos que actualmente no pueden pagarlos”.

Fuente: Foodbev

, , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *