Novedosa película antimicrobiana compuesta podría ayudar a combatir enfermedades transmitidas por alimentos

De acuerdo con investigadores de la Universidad de Penn State, una nueva película compuesta, creada por la unión de una capa antimicrobiana al plástico de polietileno transparente convencional que generalmente se usa para envasar al vacío alimentos como la carne y el pescado, podría ayudar a disminuir los brotes de enfermedades transmitidas por alimentos.

El revestimiento antimicrobiano de la película está compuesto por un biopolímero a base de pululano producido a partir de jarabe de almidón durante un proceso de fermentación, que ya está aprobado para su uso en alimentos. Pullulan, un “polisacárido” soluble en agua, es esencialmente una cadena de moléculas de azúcar, glicerina y celulosa unidas entre sí. Para matar patógenos como Salmonella, Listeria y E. coli patógena, los investigadores infundieron el pullulan con arginato láurico, hecho de sustancias naturales y ya aprobado para su uso en alimentos.

Se dice que el desarrollo de la película antimicrobiana compuesta es importante debido a los 76 millones de casos de enfermedades transmitidas por los alimentos que ocurren cada año solo en EE.UU., lo que resulta en 300.000 hospitalizaciones y 5.000 muertes, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por su sigla en inglés) de Estados Unidos.

La profesora de ciencias alimentarias, Catherine Cutter, comenta que la película de pullulan ralentiza la liberación del antimicrobiano y lo desembolsa a un ritmo predecible para proporcionar una actividad continua para matar bacterias. La académica agregó que sin estar impregnado en la película, el antimicrobiano se escaparía de la superficie de un producto alimenticio, como la carne; o evaporarse.

El arginato láurico fue elegido como el antimicrobiano porque se dice que es un compuesto antimicrobiano notable de amplio espectro que demostró ser altamente efectivo para matar y limitar el crecimiento de patógenos que causan enfermedades transmitidas por los alimentos, apuntó Cutter.

Cutter indicó que “el arginato láurico es un ingrediente seguro, completamente no tóxico. Se hidroliza en el cuerpo humano por vías químicas y metabólicas, que lo descomponen rápidamente en sus componentes naturales: ácido láurico y L-arginina”.

Cutter agradeció a Abdelrahim Hassan, profesor asociado de inocuidad alimentaria y tecnología de la Universidad Beni-Suef en Egipto, quien encabezó el último estudio, por idear un procedimiento para fusionar la capa antimicrobiana basada en pululano al plástico de polietileno, permitiendo que nazca el nuevo compuesto.

Cutter señaló que “El profesor Hassan descubrió una manera de hacer que el pululano se adhiera al polietileno porque modificó la formulación del pululano y cambió la hidrofobicidad del plástico. Estos pasos fueron importantes porque el polietileno repele todo, nada se adhiere a él. Entonces, El desafío era, ¿cómo podríamos lograr que Pullulan se adhiriera a él? ”

En base a estos resultados preliminares, E. coli productora de toxina Shiga, Salmonella spp., Listeria monocytogenes y Staphylococcus aureus se inocularon experimentalmente en carne de res cruda, pechuga de pollo cruda y pechuga de pavo lista para comer, envasada al vacío con la película antimicrobiana compuesta, sellado y colocado en almacenamiento refrigerado por hasta 28 días.

Hassan y Cutter informaron que la película antimicrobiana compuesta que contiene arginato láurico redujo significativamente los patógenos transmitidos por los alimentos en las superficies inoculadas experimentalmente de los alimentos musculares crudos y listos para comer después del almacenamiento refrigerado.

Cutter afirma que los hallazgos de esta investigación probablemente serán de interés para las industrias de envasado y alimentación muscular, así como para las agencias reguladoras que buscan reducir los patógenos en el suministro de alimentos. Aunque no hace mucho tiempo se pensaba que los biopolímeros podían reemplazar completamente el plástico en el envasado de alimentos, Cutter asevera que todavía se necesita la naturaleza compuesta de la película antimicrobiana.

Fuente: Nutraceuticals World

, , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *