Nuevo estudio establece que las bacterias del polvo en interiores pueden ser resistentes a antibióticos

¿Sabía que el polvo en su casa puede albergar bacterias resistentes a antibióticos? Un estudio realizado en la Universidad Northwestern ha demostrado que las bacterias del polvo en interiores tienen genes de resistencia a antibióticos transferibles. Eso significa que las bacterias que viven en el polvo doméstico pueden transmitir genes resistentes a los antibióticos a otras bacterias.

La mayoría de estas bacterias no son dañinas para las personas, pero los investigadores creen que estos genes podrían propagarse a patógenos como E. coli de Salmonella. La resistencia a los antibióticos en estas bacterias puede hacer que las infecciones en humanos sean más difíciles de tratar.

La profesora de ingeniería ambiental de la Universidad Northwestern, Erica Hartmann, indica al respecto en u comunicado: “Esta evidencia, en sí misma, no significa que la resistencia a los antibióticos esté empeorando”. Es solo un factor de riesgo más. Es una cosa más de la que debemos tener cuidado”.

El estudio fue publicado en la revista PLOS Pathogens. Se titula “Los genes de resistencia a los antibióticos de movilización están presentes en las comunidades microbianas del polvo. La investigación fue apoyada por la Fundación Alfred P. Sloan y el Centro de Biología y Medio Ambiente Construido de la Universidad de Oregon.

Las bacterias pueden compartir genes dividiéndose (fisión binaria) o mediante transferencia horizontal de genes. Esto ocurre cuando el patógeno hace una copia de sus genes y los “intercambia” con otro patógeno. Mientras los genes tengan segmentos móviles de ADN, esto puede ocurrir. Hartmann y su equipo “fueron los primeros en descubrir que los genes de resistencia a los antibióticos en los microbios del polvo tienen capacidades móviles”, según el comunicado de prensa.

No todo el polvo interior contiene bacterias, pero algunas pueden. Hartmann explicó que las bacterias comparten genes debido al estrés de estar en interiores. Los limpiadores antimicrobianos, un ambiente seco o la falta de alimentos pueden estresar las bacterias. Hartmann recomienda que las personas se limpien con un paño húmedo y no usen soluciones antimicrobianas, cuyo uso excesivo puede provocar resistencia a los antibióticos.

Fuente: Food Poisoning Bulletin

, , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *