El consumo diario de palta se relaciona con mejoras en la atención en adultos obesos y con sobrepeso

Un estudio de 12 semanas evidencia de que los adultos con sobrepeso y obesidad que incorporan el consumo diario de palta en sus dietas pueden mejorar su capacidad de concentración.

El estudio, publicado en International Journal of Psychophysiology, evaluó una cohorte de 84 adultos cuyas edades se establecieron entre 25 y 45 años en un ensayo controlado aleatorio. El grupo de tratamiento recibió una comida diaria con palta hass fresca. La atención, la inhibición y la luteína sérica se evaluaron mediante las tareas de Flanker, Oddball y Nogo, acompañadas de un registro de EEG.

Se ha demostrado que el consumo de palta mejora la acumulación de luteína retiniana y la función cognitiva. Aunque los beneficios del consumo de palta se han estudiado en adultos mayores y niños, no se han realizado investigaciones sobre cómo los aguacates pueden beneficiar a las personas con problemas de peso.

El profesor de kinesiología y salud comunitaria, Naiman Khan, comenta al respecto: “El trabajo anterior ha demostrado que las personas con sobrepeso y obesidad tienen un mayor riesgo de deterioro cognitivo y demencia en la edad avanzada. Estamos interesados ​​en saber si los enfoques dietéticos pueden tener beneficios para la salud cognitiva, especialmente en la mediana edad”.

Las tres pruebas cognitivas se realizaron al principio y al final del estudio. Descubrieron que el grupo de tratamiento vio mejores resultados en la tarea Flanker, que mide la capacidad de enfocarse en las tareas en mano ante la distracción. Sin embargo, no hubo diferencias en las otras dos pruebas cognitivas.

Khan agrega que “podría ser que los nutrientes en los aguacates tienen una acción específica en el cerebro que respalda la capacidad de realizar esta tarea en particular, o podrían ser más beneficiosos para ciertas habilidades cognitivas que otras. También es posible que con un estudio más largo o pruebas diferentes, podamos ver otros efectos. Otros estudios han encontrado efectos más amplios en otras poblaciones, por lo que es interesante ver un beneficio más específico para esta población”.

Si bien se observaron mejoras tanto en la luteína sérica como en la precisión en las pruebas de Flanker en el grupo de tratamiento de palta, no hubo correlación entre los cambios en los niveles de luteína y los cambios cognitivos.

La experta y primera autora de la investigación, Caitlyn Edwards, indica que “las paltas también son ricas en fibra y grasas monoinsaturadas. Es posible que estos otros nutrientes hayan jugado un papel en los efectos cognitivos que vimos, pero nos centramos en la luteína en nuestros análisis. Los análisis futuros pueden centrarse en otros nutrientes que se encuentran en los aguacates, o el impacto del consumo de aguacate en otras medidas como el estado de peso, la inflamación y los posibles cambios en el microbioma”.

Otras fuentes dietéticas de luteína, como las verduras de hoja verde o los huevos, también pueden tener beneficios cognitivos y de salud potenciales similares. Los investigadores dijeron en un comunicado que el estudio muestra que pequeños cambios en la dieta pueden tener impactos medibles en el rendimiento cognitivo, incluso cuando otros comportamientos de salud siguen siendo los mismos.

Khan explica que “nuestra misión es dar opciones a las personas. Hay muchas formas en que las personas pueden comer para optimizar la salud del cerebro. Lo que estamos aprendiendo es que los aguacates pueden ser una de esas frutas que pueden ser neuroprotectores de ciertas maneras. Este trabajo proporciona alguna evidencia detrás de una opción que las personas tienen de una gran cantidad de alimentos saludables que podemos consumir”.

Fuente: Nutraceuticals World

, , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *