Estudio reafirma que la ingesta diaria de bebidas azucaradas presenta riesgo de enfermedad cardíaca

Investigadores de la Asociación Estadounidense del Corazón (AHA por su sigla en inglés) descubrieron que beber más de una lata de bebida al día está relacionado con niveles más bajos de colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL-C), que se considera el colesterol “bueno”, así como un nivel más alto niveles de triglicéridos, en adultos de mediana edad y mayores. Se ha demostrado que este desequilibrio lipídico aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Los resultados provienen de un nuevo estudio observacional publicado la semana pasada en el Journal of the American Heart Association.

En estudios previos, se ha demostrado que los azúcares agregados aumentan el riesgo de enfermedad cardiovascular. Las bebidas como los refrescos, las bebidas deportivas y las bebidas con sabor a frutas son la mayor fuente de azúcares añadidos para los estadounidenses.

El Director Médico para prevención y jefe del Centro de evaluación y métricas de salud de la Asociación Estadounidense del Corazón, Eduardo Sánchez, comenta al respecto: “Durante algún tiempo, hemos sabido que las bebidas azucaradas pueden tener un efecto negativo en el estado de salud de los estadounidenses, pero la suposición para muchos es que solo contribuyen al aumento de peso (…) Esta investigación refuerza nuestra comprensión del posible impacto negativo que las bebidas azucaradas tienen sobre el colesterol en la sangre, lo que aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca. Es una razón más para que todos reduzcamos los refrescos y otras bebidas azucaradas”.

Los investigadores plantearon la hipótesis de que la dislipidemia podría ser una vía por la cual las bebidas azucaradas pueden aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular. Se estima que entre el 40% y el 50% de los adultos de EE.UU se ven afectados por la dislipidemia, un desequilibrio poco saludable de los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre, que aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Los investigadores recolectaron datos médicos de hasta 5.924 participantes de las cohortes de descendientes y de la tercera Generación del Estudio del corazón de Framingham, a quienes se les dio seguimiento durante un promedio de 12.5 años entre 1991 y 2014. El estudio también analizó los resultados intergeneracionales, como hijos y nietos del Framingham Heart Study participó en la investigación.

En esta investigación, las bebidas se clasificaron en tres categorías: bebidas azucaradas en 1 lata, bebidas endulzadas bajas en calorías en 1 lata (incluidas las gaseosas “dietéticas” endulzadas de forma natural y artificial) y jugos de frutas derivados de frutas enteras sin azúcares agregados, disponibles en 235 cc aproximados.

Beber más de 1 lata diaria de bebidas endulzadas con azúcar se asoció con una incidencia del 53% más alta de triglicéridos altos y una incidencia 98% más alta de colesterol HDL bajo en comparación con aquellos que bebieron menos de una porción por mes.

El consumo regular de bebidas endulzadas bajas en calorías no parecía estar asociado con un mayor riesgo de dislipidemia. Y beber regularmente 1 lata diaria de jugo de 100% fruta no se asoció con cambios adversos, aunque se necesita más investigación para garantizar este hallazgo, informa la AHA.

El autor principal del estudio, Nicola McKeown, indica que “reducir el número o eliminar el consumo de bebidas azucaradas puede ser una estrategia que podría ayudar a las personas a mantener sus triglicéridos y colesterol HDL a niveles más saludables. Y, si bien nuestro estudio no encontró consecuencias negativas sobre los lípidos en la sangre al beber bebidas endulzadas bajas en calorías, puede haber consecuencias para la salud de consumir estas bebidas en otros factores de riesgo. El agua sigue siendo la bebida preferida y más saludable”.

Si bien los estudios transversales anteriores han tenido resultados similares, este estudio reafirma esos hallazgos con datos prospectivos. Una posible limitación del estudio es que los participantes autoinformaron su ingesta dietética.

La Asociación Estadounidense del Corazón recomienda que las personas eliminen el consumo de bebidas azucaradas para mejorar la salud del corazón y reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Fuente: Nutraceuticals World

, , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *