La dieta mediterránea está vinculada a la reducción de los primeros síntomas de parkinson

De acuerdo con un estudio dirigido por investigadores de T.H. Chan School of Public Health de la Universidad de Harvard, las personas que siguen de cerca una dieta mediterránea (rica en frutas, verduras, legumbres, pescado, cereales integrales y grasas insaturadas) tenían menos probabilidades de desarrollar síntomas tempranos de la enfermedad de Parkinson en comparación con quienes consumían dietas menos saludables.

La enfermedad de Parkinson es conocida por sus síntomas psicomotores que incluyen temblores de manos; sin embargo, los primeros síntomas pueden manifestarse a través de  estreñimiento, somnolencia diurna excesiva, trastorno del comportamiento del sueño REM y depresión. Estos se encuentran entre los síntomas prodrómicos, que surgen años antes de la aparición de indicadores más obvios de la enfermedad de Parkinson.

Si bien estos primeros síntomas pueden no ser necesariamente indicativos de la enfermedad de Parkinson, y su prevalencia en personas con dietas deficientes no indica ningún efecto sobre el riesgo de enfermedad de Parkinson, los autores de la investigación consideran que, en general, este tipo de patrón de alimentación protege al cuerpo potencialmente reducir la inflamación en todo momento. Las combinaciones de estos síntomas, escribieron los autores del estudio, son indicativas de resultados de salud adversos relacionados con el sistema nervioso central.

Los autores del estudio combinaron datos de salud de 47.679 participantes en dos estudios de larga duración de profesionales de la salud de Estados Unidos: El Estudio de salud de enfermeras y el Estudio de seguimiento de profesionales de la salud. Los participantes autoinformaron sus ingestas dietéticas utilizando el índice alternativo de alimentación saludable, cuyos resultados fueron utilizados por los investigadores para determinar y calificar la adherencia general de cada participante a la dieta mediterránea durante un período de 20 años.

En general, las personas que obtuvieron un puntaje en el 20% superior de la calidad de la dieta, que se adhirieron a la dieta de estilo mediterráneo, tenían un tercio menos de probabilidades de desarrollar síntomas prodrómicos de la enfermedad de Parkinson dentro de la ventana de 20 años en comparación con aquellos en el 20% inferior.

Si bien estos resultados son preliminares, los investigadores creen que el estudio es la justificación para hacer más investigaciones sobre el efecto que puede tener una dieta de estilo mediterráneo en los síntomas y diagnósticos de la enfermedad de Parkinson, para comprender mejor por qué la dieta estaba relacionada con estas características prodrómicas.

Noticia publicada con información de Nutraceuticals World

, , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *