Expertos utilizan luz ultravioleta para garantizar la inocuidad de alimentos

Científicos del Fraunhofer Institute de Alemania están investigando el uso de diodos que emiten luz ultravioleta para destruir el ADN de bacterias nocivas para la salud humana que están presentes en líquidos bebestibles.

Los investigadores analizaron la sustitución de lámparas convencionales que contienen mercurio, por diodos que emiten luz ultravioleta. Esta tecnología es adecuada para desinfectar agua para preparar cerveza, tapas de botellas de cerveza, bebidas gaseosas y agua mineral durante el proceso de llenado.

La luz ultravioleta puede desactivar los gérmenes en el agua potable. El proceso de desinfección se basa en lámparas de vapor de mercurio, que emiten luz en el espectro UV, pero el metal pesado puede afectar a la salud humana y al medio ambiente.

Para garantizar agua limpia para preparar cerveza, las compañías cerveceras instalan sistemas ultravioleta por sobre los equipos de elaboración. El material genético de las bacterias, virus y gérmenes nocivos para la salud humana son destruidos por los rayos UV.

Este proyecto de tecnología involucró a investigadores de Tecnología Avanzada de Sistemas del Instituto Fraunhofer para Optronics, así como también Tecnologías de Sistemas y Explotación de Imágenes IOSB y Purion GmbH, proyecto que fue apoyado por el Ministerio de Educación e Investigación de Alemania.

LED UV-C para destruir patógenos

El agua para preparar cerveza es desinfectada cuando se bombea por intermedio de tubos de acero inoxidable en los que se ha instalado lámparas UV. La luz ultravioleta con una longitud de onda de 2654 nanómetros es adecuada para esta función. Actualmente, la luz ultravioleta se genera a partir del empleo de lámparas de vapor de mercurio, que emiten luz a 254 nanómetros. Estas lámparas tienen largas fases de calentamiento, una breve vida útil y no se pueden usar de manera flexible debido a su diseño voluminoso. Los LED UV emiten a una longitud de onda máxima de 265 nanómetros.

Thomas Westerhoff, científico de Fraunhofer Institute, indica que “el rendimiento de las lámparas convencionales de vapor de mercurio se encuentra por debajo de la longitud de onda de 265 nanómetros, por lo que el rendimiento de desinfección no es óptimo”.

El experto agrega además: “De particular interés son los LED UV-C, porque su radiación destruye el ADN de los patógenos de manera mucho más efectiva. Los rayos UV generan resonancias en los ácidos nucleicos del ADN y rompen los enlaces de las moléculas abiertas. Esto cambia los núcleos celulares de los microorganismos de una manera que hace imposible la división celular. En consecuencia, los patógenos ya no pueden multiplicarse”.

Los LED UV no requieren ninguna fase de calentamiento porque alcanzan la máxima potencia al instante, ofrecen una alta estabilidad mecánica y pueden funcionar a bajo voltaje. Esta tecnología ya está disponible en el mercado.

Después de pruebas prácticas, los investigadores pueden operar los LED UV directamente en el agua sin la necesidad de un tubo para encerrarlos. Esto elimina los reflejos para aumentar el rendimiento del rendimiento de las fuentes de radiación.

Los expertos de Fraunhofer Institute han desarrollado un módulo que puede desinfectar el interior de las tapas de cerveza durante el proceso de producción antes de que las botellas se llenen de cerveza para Purion GmbH. Esto asegura que no entren gérmenes en las botellas durante el proceso de producción.

Fuente: Food Safety News

, , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *