Inglaterra: Investigación relaciona el consumo de vino tinto con mejor salud intestinal

Un reciente estudio del King’s College London ha identificado una relación entre beber vino tinto y una mayor diversidad de microbiota intestinal en comparación con los bebedores de vinos no tinto. La investigación también encontró una vinculación con índices más bajos de obesidad y colesterol.

Publicado a fines de agosto pasado en la revista Gastroenterology, los investigadores del Departamento de Investigación y Epidemiología Genética de esta institución analizaron el efecto de la cerveza, la sidra, el vino tinto, el vino blanco y los licores en el microbioma intestinal y la salud posterior en un grupo de 916 personas en el Reino Unido.

Los resultados revelaron que el microbioma intestinal de los bebedores de vino tinto fue más diverso en comparación con los consumidores de vino no tinto. Esta tendencia no se observó con el consumo de vino blanco, cerveza u otros licores.

La colección de microorganismos en un ambiente, conocido como el “microbioma”, desempeña un importante rol en la salud humana. El aumento de la diversidad de microbiota intestinal es un signo de salud intestinal, que es una preocupación constante para los consumidores porque hay aumento de la demanda de kombucha, kéfir y otros productos orientados a “salud intestinal”.

En la investigación ee observaron resultados correspondientes en tres cohortes diferentes en el Reino Unido, Estados Unidos y Países Bajos. Los autores tomaron en cuenta factores como edad, peso, dieta regular y estado socioeconómico de los participantes, y continuaron viendo la asociación.

La razón principal de esta relación entre vino y salud intestinal está atribuido a los muchos polifenoles presentes en el vino tinto que tienen propiedades beneficiosas que incluyen antioxidantes y actúan como combustible para los microbios localizados en el sistema digestivo.

La investigadora líder del estudio, Caroline Le Roy, comenta: “Beber vino tinto raramente, como una vez cada dos semanas, parece ser suficiente para observar un efecto. Si debe elegir una bebida alcohólica hoy, esa es la que debe elegir, ya que parece ejercer un efecto beneficioso sobre usted y sus microbios intestinales, lo que a su vez también puede ayudar al peso y al riesgo de enfermedad cardíaca. Sin embargo, todavía se aconseja consumir alcohol con moderación”.

Fuente: Foodbev

, , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *