Investigación USDA: Bacterias del pollo crudo se transfieren a otros alimentos

Una reciente investigación realizada por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) descubrió que los consumidores corren el riesgo de contraer enfermedades graves al lavar o enjuagar los pollos crudos. Las bacterias del pollo crudo se transfieren fácilmente a otras superficies.

Esta práctica común solía recomendarse en libros de cocina. Pero esta investigación ha encontrado que el enjuague de pollos crudos aerosoliza las bacterias y los agentes patógenos pueden extenderse hasta casi un metro de distancia de la llave para lavar. Además, lo más probable es que lavaloza o lavadero esté contaminado.

La Subsecretaria Adjunta de Seguridad Alimentaria del USDA, Dra. Mindy Brashears, señala en un comunicado: “Durante el estudio de este año, el 26 por ciento de los participantes que lavaron pollos crudos transfirieron bacterias de esos alimentos a su lechuga lista-para-comer. Afortunadamente, pequeños cambios en la cocina pueden generar grandes beneficios para la salud para usted y su familia. No lavar la carne y las productos avícolas reduce el riesgo de contaminación cruzada y puede mantener a su familia a salvo de enfermedades transmitidas por alimentos”.

El estudio encontró que, de los participantes que lavaron sus pollos crudos, el 60% tenía bacterias en el lavadero o lavaloza después de completar la tarea. Y el 14% de los participantes todavía tenían sumideros contaminados después de limpiarlo.

De los participantes que no lavaron los productos avícolas, el 31% contrajo bacterias de estos alimentos crudos en la ensalada. Es probable que esto se deba a la falta de un efectivo lavado de manos y a la contaminación del lavaloza o lavadero y los utensilios.

Entonces, para mantener a su familia a salvo de las bacterias del pollo crudo, se recomienda lo siguiente:

  • No enjuague ni lave los productos avícolas antes de cocinarlos.
  • Limpie los lavalozas o lavaderos con agua caliente jabonosa después de trabajar con carne cruda, luego aplique desinfectante.
  • Use una tabla de cortar para carne cruda y productos avícolas y otra para frutas, verduras, además de otros alimentos crudos.
  • Aprenda a lavarse bien las manos. Mójese las manos con agua, haga espuma con jabón durante 20 segundos, frótese bien las manos (incluso debajo de las uñas), enjuáguelas y séquelas con un paño limpio o una toalla de papel.
  • Lávese siempre las manos inmediatamente después de manipular carne cruda, aves y huevos crudos.
  • Siempre cocine carne y pollo a una temperatura interna final segura y controle esa temperatura con un termómetro para alimentos. La carne de res, cerdo, pescado y ternera deben cocinarse a 62ºC; carnes molidas y platos de huevo a 71ºC, y todas las productos avícolas a 63ºC.

Fuente: Food Poisoning Bulletin

, , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *