Nuevo informe revela creciente amenaza de ciberataques a la seguridad alimentaria

Un nuevo informe elaborado por investigadores de la Universidad de Minnesota ha ilustrado el creciente riesgo de seguridad cibernética que enfrenta la industria de alimentos. Las posibles consecuencias de un ataque a los sistemas de control industrial utilizados en la industria alimentaria incluyen alimentos contaminados que amenazan la salud pública, daños físicos a los trabajadores, equipos destruidos, daños ambientales y pérdidas financieras masivas para las empresas.

Los sistemas que las compañías utilizan para procesar y fabricar alimentos contienen muchas vulnerabilidades que los expertos creen que pronto serán un objetivo más atractivo para los ataques cibernéticos que otras industrias comúnmente afectadas y por tanto, mejor preparadas para tales ataques.

Uno de los autores del informe, Stephen Streng, indica al respecto: “La industria de alimentos no ha sido blanco de ciberataques costosos como ha sucedido con las compañías financieras, de energía y de atención médica (…) Sin embargo, a medida que las empresas de esos sectores fortalecen sus defensas, los atacantes comenzarán a buscar víctimas más fáciles. Este informe puede ayudar a las compañías de alimentos a aprender sobre lo que podría venir en su camino y cómo comenzar a protegerse”

El informe señala que se identificaron más de 200 vulnerabilidades del sistema de control industrial en el año 2011 y el número aumenta cada año hasta 2016, al final del período de estudio. Las vulnerabilidades están presentes en una amplia variedad de componentes de diferentes proveedores, lo que dificulta que las empresas las eviten.

Otros factores que contribuyen al mayor riesgo de ciberataques en la industria de alimentos son los siguientes:

  • Falta de conocimiento sobre cómo interactúan los sistemas de control industrial y los sistemas de Tecnologías de Información.
  • Falta de conciencia sobre los riesgos y amenazas cibernéticas.
  • Mala coordinación e intercambio de información entre las partes interesadas del sistema alimentario.
  • Las herramientas necesarias para llevar a cabo un ciberataque se están volviendo más poderosas y requieren menos habilidad para su uso.

El informe recomienda que en el futuro, la industria alimentaria fomente comunicaciones más fuertes entre la tecnología de operaciones y el personal de tecnología de la información. Además, para realizar evaluaciones de riesgos que incluyan inventarios tanto de control industrial como de sistemas de tecnologías de información, que se involucre al personal con experiencia en seguridad cibernética en la adquisición y despliegue de nuevos sistemas de control industrial, así como también se extienda la cultura existente de seguridad y defensa alimentaria para incluir la seguridad cibernética.

Fuente: New Food Magazine

, , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *