Expertos consideran posibilidad de impacto negativo en estándares alimentarios por aumentos del Brexit

De acuerdo con un informe de Public Health Waler, la probabilidad de visualizar un impacto negativo en los estándares alimentarios del Brexit ha aumentado. Desde enero pasado, el documento analiza la evidencia sobre los posibles efectos en la vida real que el Brexit podría tener sobre la salud y el bienestar de las personas en Gales. El Reino Unido celebró un referéndum en junio de 2016 y votó para abandonar la Unión Europea, una medida que se conoció como Brexit.

En el informe se establece que las probabilidades de algunos impactos negativos, como los relacionados con normas alimentarias o regulaciones ambientales, han aumentado de posible a probable. Este cambio se debe principalmente a la evidencia de un posible impacto negativo en las normas alimentarias en los objetivos comerciales publicados de los Estados Unidos.

La Directora Ejecutiva de Sustain, Kath Dalmeny, indicó anteriormente que la investigación ha demostrado que el público del Reino Unido no cambiará sus estándares alimentarios por un acuerdo comercial con los EE. UU.

Dalmery comenta al respecto: “Los consumidores en el Reino Unido saben ahora que los lavados con cloro, las inyecciones de hormonas y el uso excesivo de antibióticos se utilizan para enmascarar la falta de higiene y los bajos estándares de bienestar animal. Queremos una carrera hacia la cima de los estándares alimentarios después del Brexit y continuaremos presionando al gobierno para proteger nuestros alimentos y los medios de vida de los agricultores”.

Aumento de posibles resultados negativos

En el informe de Public Health Wales, la probabilidad de un impacto negativo importante en el suministro de alimentos también ha aumentado de posible a probable. Esto se debió a la mayor probabilidad de que un Brexit sin acuerdo conduzca a un suministro de alimentos posiblemente interrumpido en el corto plazo.

La posibilidad de impactos negativos en el sistema de inocuidad alimentaria se enumera como probable y posible para la regulación de inocuidad alimentaria. Ambos no cambiaron en el último informe.

El Director de Políticas y Salud Internacional de Public Health Wales, Profesor Mark Bellis, afirma que es fácil olvidar que el Brexit es un problema que ya está afectando a muchas personas en el país.

Bellis explica: “Es por eso que Public Health Wales ha realizado dos evaluaciones de cómo Brexit puede afectar la salud y el bienestar de las personas que viven en Gales. Nuestra última evaluación muestra poca evidencia de cambio en la probabilidad de impactos positivos desde nuestro último análisis en enero. Por otro lado, hemos visto aumentar la probabilidad de otros resultados potencialmente negativos”.

El informe original tenía nueve acciones potenciales sugeridas para los organismos públicos, organizaciones y agencias galesas. El último análisis recomienda acciones en áreas adicionales, incluida la investigación adicional para comprender el impacto del Brexit a medida que ocurre y cómo se pueden mitigar los efectos en el futuro.

La Directora del Programa de Evaluación de Impacto en la Salud en Public Health Wales, Liz Green, asevera que la probabilidad de resultados negativos ha aumentado.

Green considera que “con nuestro análisis anterior en enero, destacamos la necesidad de tomar medidas para maximizar las oportunidades potenciales para mejorar la salud y el bienestar en Gales después del Brexit, así como para mitigar o prevenir posibles impactos negativos o consecuencias no deseadas. Este nuevo análisis indica poco evidencia de cambio en la probabilidad de impactos positivos, mientras que la probabilidad de otros resultados potencialmente negativos ha aumentado”.

Los resultados de la revisión sugieren que, si bien el Brexit afectará a toda la población general, podría haber grupos vulnerables que podrían verse particularmente afectados. Por ejemplo, las personas mayores y las personas con afecciones o discapacidades crónicas, que requieren acceso a medicamentos y servicios de salud y atención social, que además pueden tener bajos ingresos.

Reacción del acuerdo Brexit

Recientemente se llegó a un acuerdo sobre el Brexit entre el Reino Unido y la Unión Europea (UE), pero los miembros del Parlamento en el Reino Unido deberían votarlo el pasado sábado de 19 de octubre.

Copa y Cogeca, CELCAA y FoodDrinkEurope manifestaron que el acuerdo allana el camino para una retirada ordenada que proporciona previsibilidad a los operadores de la cadena agroalimentaria de la UE.

También respaldaron la declaración política revisada sobre la ambición de concluir un Tratado de Libre Comercio (TLC) con cero aranceles y restricciones cuantitativas entre las dos partes. En 2017, las exportaciones agroalimentarias de la UE27 al Reino Unido ascendieron a 41 mil millones de Euros (US$45,7 mil millones), mientras que las exportaciones del Reino Unido a la UE alcanzaron los 17 mil millones de Euros(US$19 mil millones).

Las tres organizaciones pidieron la ratificación del acuerdo por parte de la UE y el Reino Unido antes del 31 de octubre, fecha en que el Reino Unido tiene previsto partir. Dijeron que se debe hacer todo lo posible para evitar que el Reino Unido se vaya sin un acuerdo.

La Presidenta de la National Farmers Union, Minette Batters, dijo que era importante recordar que si el acuerdo es acordado por los parlamentos del Reino Unido y de la UE, eso sólo determina cómo el Reino Unido se retira de la UE y no cubre el futuro a largo plazo de la relación.

Batters cree que “es vital que el gobierno tenga una aspiración a largo plazo para garantizar que las normas agrícolas británicas no se vean socavadas por la ambición de abrir los mercados británicos a los alimentos que sería ilegal producir aquí y que haya un comercio libre y sin fricciones con la UE a largo plazo”.

El Director Ejecutivo de la Federación de Alimentos y Bebidas, Ian Wright, indica que es fundamental que se levante la amenaza de un Brexit sin acuerdo el 31 de octubre.

Wiright comenta: “En nuestra opinión, en comparación con el acuerdo asegurado por Theresa May, este acuerdo representa un paso atrás en términos de asegurar un comercio sin fricciones con la UE. También nos prepara para una divergencia regulatoria de nuestro mayor mercado extranjero en temas críticos de seguridad alimentaria, ciencia y calidad, áreas en las que somos líderes mundiales”.

Fuente: Food Safety News

, , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *