Reducen incidentes de alérgenos alimentarios con tecnología

Los alérgenos se han convertido en una parte importante de la industria alimentaria, con incidentes relacionados con la salud que siguen aumentando y que conducen a un cambio en la legislación. Los países de todo el mundo están comenzando a analizar los alérgenos alimentarios, la inocuidad alimentaria y el fraude alimentario como nunca antes.

Una start-up con sede en Atlanta, LocatorX, es una empresa que busca tratar los desafíos de los alérgenos a través de un sistema de fácil seguimiento de alérgenos. El Director de Ingresos de LocatorX, Steve Maul, comenta que la solución de la compañía es necesaria para abordar la “naturaleza nefasta” de los estafadores y la cantidad sin precedentes de alergias basadas en alimentos.

Maul explica además que la actual regulación es buena para proteger a los consumidores que saben que tienen alergias a los alimentos. El desafío radica en alergias alimentarias que no son particularmente conocidas; los consumidores con estas alergias pueden no obtener la atención que necesitan y, por lo tanto, su salud e integridad pueden estar en riesgo.

Los enfoques basados ​​en regulaciones pueden elevar los costos para todas las partes involucradas, creando tensión en las empresas comerciales, particularmente para productos especializados que atraen a un mercado específico. “En mi opinión, los enfoques regulatorios suponen una carga injusta para el minorista, el proveedor de alimentos o el restaurante, si tienen que etiquetar todo en el producto, ya sea que a los consumidores les importe o no”, argumentó Maul.

Maul asevera: “LocatorX quiere asegurarse de que, si alguien tiene alergia a las semillas de lino, por ejemplo, sepa si las semillas de lino se usaron de alguna forma en la preparación del producto alimenticio”.

“La filosofía de LocatorX es ligeramente diferente cuando se considera la seguridad y la confianza del consumidor. Creemos que lo mejor es informar al comprador de todos los ingredientes de una manera clara y fácil de encontrar para que el individuo pueda desempeñar un papel más importante en la protección de su propia seguridad”, añade el experto.

Maul reconoce que “etiquetar todo en una etiqueta de papel pequeña es casi imposible ya que simplemente no hay suficiente espacio (…) por lo que LocatorX quiere encapsular el conocimiento en una plataforma encriptada y segura. Nuestros clientes, los fabricantes, podrán etiquetar su producto con un código QR certificado, de modo que un simple escaneo desde un teléfono permitirá al consumidor saber todo lo que está en el producto o se ha utilizado en la producción del producto”.

¿El futuro del etiquetado de ingredientes?

LocatorX espera desarrollar futuras asociaciones mediante las cuales se desarrollaría una aplicación móvil utilizando datos de LocatorX, en que el consumidor podría programarla para decir ‘Soy alérgico a la linaza’, de modo que una vez que se haya escaneado un código QR, parpadeará automáticamente en verde o rojo. Esto indicaría si el producto es seguro o no para el consumo de ese consumidor específico, eliminando la necesidad de buscar en una larga lista de ingredientes.

El sistema también podría implementarse en restaurantes y en menús de comida, que es hacia lo que empuja la Ley de Owen. Sin embargo, Maul explicó que hay un conjunto diferente de actividades relacionadas con esto, ya que las recetas tendrían que actualizarse constantemente en un servidor para garantizar una lista actualizada de ingredientes y alérgenos.

Maul describió cómo impulsar la confianza en los mercados de consumo es clave para el desarrollo de sistemas exitosos de seguimiento de alérgenos como este y la confianza debe venir de todas las partes. Al considerar los alimentos, esto se relaciona con los alérgenos, pero también podría vincularse a la certificación sin OGM o la certificación orgánica, por ejemplo. “Los fabricantes pueden incluir toda esa información adicional que no podrían incluir en la etiqueta”, afirma Maul.

El sistema de seguimiento también permitiría incluir información de ingredientes directamente desde la fuente. Al respecto, Maul señala que “actualmente estamos hablando con algunos productores agrícolas más pequeños que comenzarán a etiquetar cosas como lechuga y otras verduras justo cuando salgan de la granja. Esto nos permitirá rastrear su viaje hasta el mercado, dando otro camino de confianza para el consumidor”.

Retiros de alimentos y trazabilidad

Maul indica: “Lo que creo que es más importante a medida que avanzamos en la fusión de soluciones tecnológicas para la seguridad del consumidor, cuando se trata de alérgenos, es que no sabemos cuál será el próximo alérgeno. Lo que necesitamos es un enfoque que no sea reflexivo o reactivo como suele ser la regulación, sino una solución que permita que el mercado reaccione rápidamente a los alérgenos a medida que se aprenden”.

LocatorX espera combatir los retiros del mercado y el fraude alimentario a través de la misma tecnología QR. Maul señala que “desafortunadamente, suceden cosas malas y hay que recordar la comida. Las empresas a menudo tienen que recordar todo y el costo es enorme. No hay replicación cuando se usan códigos QR únicos, por lo que podemos saber dónde están esos productos en particular. Luego podemos enviar una notificación a través de la aplicación indicando que esos productos han sido retirados del mercado. Hace una relación mucho más comunicativa y bidireccional con el consumidor y el productor de alimentos”.

Maul continuó: “Nos estamos asociando con una firma de terceros para que cuando un fabricante crea un producto, ya sea comida, medicina o calzado, pueda colocar una etiqueta LocatorX que tenga un certificado de nacimiento digital. Esta organización de terceros puede firmarlo digitalmente para que cada vez que se escanee ese producto en cualquier momento en el futuro, se autentique como el artículo original. Para productos como medicamentos y alimentos, eso es enorme”.

Fuente: New Food Magazine

, , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *