Científicos buscan ayudar a la industria a combatir los patógenos transmitidos por alimentos

Un investigador universitario está buscando una manera de hacer que la literatura científica existente y los datos sobre inocuidad alimentaria sean fácilmente accesibles para los productores.

Financiado por Center for Produce Safety, el proyecto está dirigido por Daniel Karp, profesor asistente en el Departamento de Biología de Peces, Vida Silvestre y Conservación de la Universidad de California-Davis. La investigación implica ayudar a los productores a usar herramientas previas a la cosecha para mitigar los riesgos de patógenos transmitidos por alimentos.

Karp comenta que los productores no pueden acceder a muchos informes de investigación porque están detrás de los muros de pago o están escritos de una manera que es difícil de entender. El objetivo de su equipo es escribir sinopsis de la literatura que los productores, empacadores y otros puedan entender fácilmente. Esperan crear una herramienta que pueda usarse para buscar términos y proporcionar una lista de artículos clasificados.

Karp reconoce que este tipo de compilación de literatura ya existe, pero ve la necesidad de uno con el alcance específico de la inocuidad alimentaria.

Karp indica además que “estamos teniendo dificultades para compilar esta literatura, y somos científicos capacitados (…) ¿Cómo podríamos esperar que los agricultores lo hagan?”

Combatir los patógenos transmitidos por alimentos con comunidades microbianas.

Karp y su equipo también están investigando el uso de compost y estiércol en granjas de productos. Su estudio está investigando si existe un mayor riesgo de inocuidad alimentaria debido a posibles contribuciones a los patógenos transmitidos por alimentos, o si hay beneficios al usar tales enmiendas del suelo para crear comunidades microbianas que puedan desplazar a los patógenos transmitidos por alimentos.

Karp considera que “existe la teoría de que si el compost o el estiércol acumulan la materia orgánica en los suelos, entonces este suelo sería más saludable, con una comunidad más diversa de microbios que podrían competir con los patógenos con el tiempo”.

La investigación abarca una temporada. El equipo de Karp recolectó muestras de suelo cinco veces durante la temporada de crecimiento de cuatro parcelas diferentes cerca de Winters, California. Los tratamientos del suelo son 50% de fertilizantes y 50% de compost. Cada parcela utilizada en el experimento ha estado bajo el mismo régimen de gestión distinto durante 23 años y es parte del Experimento Century.

Las muestras de suelo se inoculan rápidamente con Salmonella o Listeria monocytogenes. Luego, los investigadores monitorean las tasas de muerte durante períodos de 10 y 30 días.

Aunque la investigación aún se encuentra en sus primeras etapas, Karp explica que “estamos viendo algunos resultados con Century Plots donde parece que el compost a largo plazo podría ser supresor de patógenos”.

Para obtener más información sobre la investigación de Karp y su equipo, puede leer aquí el resumen del estudio.

Fuente: Food Safety News

, , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *