Investigación establece que la curcumina beneficia el estado de ánimo y la memoria de trabajo

En un estudio de 12 semanas en el que se estudiaron a 80 hombres y mujeres sanos, de entre las edades de 50 y 80 años que fueron suplementados con una curcumina altamente biodisponible (un flavonoide extraído de la cúrcuma), se demostró que mejoró la memoria de trabajo al tiempo que redujo la fatiga y la reactividad al estrés de manera significativa.

La evaluación se realizó al inicio del estudio y luego a las 4 y 12 semanas de suplementación. Los resultados se evaluaron en base a una combinación de pruebas de rendimiento cognitivo, evaluaciones del estado de ánimo y análisis de biomarcadores, además de compararse con el placebo, la curcumina se asoció con varios efectos significativos.

El rendimiento de la memoria mejoró a las 12 semanas con las pruebas de tres en serie, siete en serie y las pruebas virtuales de Morris Water Maze. Además, tanto a las 4 como a las 12 semanas, se registraron puntuaciones de fatiga más bajas para los grupos de curcumina a las 4 y 12 semanas en la prueba Perfil de estados de ánimo, mientras que la tensión, la ira, la confusión y la alteración del estado de ánimo total mejoraron significativamente solo a las 4 semanas.

De acuerdo con los investigadores, la curcumina modula positivamente varios factores de riesgo modificables para el deterioro cognitivo basándose en análisis de biomarcadores anteriores, incluida la reducción de la inflamación en varios estudios, los beneficios de la insulina en sangre y varios índices de regulación de la glucosa en la prediabetes y la diabetes tipo 2, en estos procesos cardiometabólicos están implicados en el deterioro cognitivo y la demencia. Además, un ensayo previo realizado por este equipo de investigación indicó una reducción de los niveles de colesterol tanto para el colesterol total como para el colesterol LDL.

Los investigadores indican que “para resumir, hay evidencia acumulada que identifica a la curcumina como un tratamiento candidato para ayudar a prevenir el deterioro cognitivo y la demencia. Un primer paso obvio para evaluar esta posibilidad es probar la eficacia para mejorar el estado de ánimo y la cognición en cohortes mayores y saludables”.

“Con este fin, realizamos un ECA doble ciego que examinó los efectos de la curcumina Longvida sobre la función cognitiva, el estado de ánimo y el bienestar en participantes sanos de 50 a 85 años. Presumimos que, en comparación con el placebo, el tratamiento con curcumina conduciría a una fatiga reducida, una mejor memoria de trabajo y una reactividad atenuada al estrés”, concluyeron los investigadores.

Debido a que la memoria de trabajo y la fatiga se consideran prominentes, en relación con los factores no fisiológicos del envejecimiento, los investigadores creen que este estudio indica el potencial de la curcumina para actuar como agente terapéutico en condiciones donde el estado de ánimo y la cognición son frágiles.

En el estudio, a los participantes en el grupo experimental se les administró 400 mg de curcumina Longvida, que contenía aproximadamente 80 mg de curcumina y el peso restante comprendía excipientes farmacéuticos de uso común y pequeñas cantidades de otros curcuminoides presentes en el extracto de cúrcuma.

Fuente: Nutraceuticals World

, , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *