La relación entre el buen estado de la vitamina K y la recuperación de COVID-19 podría impulsar las ventas de ciruelas pasas

De acuerdo con una posible relación entre un mejor estado de la vitamina K y resultados más favorables del Coronavirus, podría haber un aumento en la demanda de ciruelas pasas.

Dado que las ciruelas pasas son ricas en vitamina K, el California Prune Board (CPB) indica que la industria se está preparando para venideros tiempos agitados.

Relación entre vitamina K y recuperación del COVID-19

La investigación, realizada por investigadores holandeses en colaboración con el Instituto de Investigación Cardiovascular de Maastricht, monitoreó a 134 pacientes hospitalizados con coronavirus entre marzo y abril. Junto a esto, los investigadores también estudiaron un grupo de control de 184 pacientes de la misma edad que no tenían COVID-19.

Las mediciones mostraron que el indicador dp-ucMGP fueron significativamente más bajos en pacientes con COVID-19 en comparación con el grupo de pacientes sanos y los niveles de dp-ucMGP fueron significativamente más bajos en pacientes con COVID-19 con resultados desfavorables, en comparación con aquellos con enfermedad menos grave, todo apuntando hacia una relación entre Deficiencia de vitamina K y gravedad de la enfermedad.

Esto sugiere que existe una conexión entre los bajos niveles de vitamina K y la descomposición acelerada de las fibras de los tejidos, incluida la elastina que está involucrada en la enfermedad pulmonar. La vitamina K juega un papel en la producción de proteínas que regulan la coagulación.

Demanda de ciruelas pasas en aumento

Las exportaciones de ciruelas de origen de California al Reino Unido han aumentado hasta un 10 por ciento desde 2019, mientras que las exportaciones a Alemania se incrementaron en 7% y Japón tuvo un alza de 14 por ciento. El mercado polaco también ha visto un salto asombroso del 87 por ciento. Como tal, es probable que las exportaciones en todo el mundo aumenten aún más, indican desde el CPB.

El Director de Marketing Europeo de CPB, Kevin Verbruggen, comenta al respecto: “Observamos de los hallazgos del estudio que la vitamina K no es un tratamiento para COVID-19, aunque ilustra que un mal estado de la vitamina K está relacionado con un mal pronóstico. Esperamos más desarrollos en esta emocionante área. Mientras tanto, las ciruelas pasas de California son una forma sabrosa y fácil de aumentar nuestra ingesta de vitamina K, así como nutrientes como la vitamina B6, que pueden ayudar a mantener nuestro sistema inmunológico en buen estado de funcionamiento”.

Fuente: New Food Magazine

, , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *