La alta ingesta de potasio puede reducir el riesgo de masa muscular baja en los hombres

La pérdida de masa muscular, que inevitablemente ocurre con la edad y a mayor velocidad en etapas posteriores de la vida, se considera una preocupación clínica, especialmente debido al mayor riesgo de desenlace de la enfermedad, una reducción de la calidad de vida y un mayor riesgo de lesiones. Los investigadores creen que existe una amplia variedad de intervenciones nutricionales que podrían desempeñar algún papel en la ralentización de este proceso y, a su vez, es probable que existan varias deficiencias nutricionales que podrían crear un mayor riesgo de sarcopenia, la función física deteriorada asociada con la edad y la pérdida muscular relacionada.

De acuerdo con un estudio transversal que utilizó datos obtenidos de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición de Corea, una mayor ingesta de potasio se relacionó con una tasa reducida de pérdida de masa muscular en los hombres, pero no en las mujeres. En particular, se cree que la pérdida de masa muscular es más rápida en los hombres que en las mujeres, lo que puede atribuirse principalmente a factores hormonales, consignaron los autores del estudio. Si bien el potasio no parece tener un impacto directo sobre estos factores hormonales, puede tener varios efectos beneficiosos sobre la preservación de la masa muscular, la densidad ósea y la sensibilidad a la insulina.

Los investigadores consideran lo siguiente: “Los métodos propuestos para prevenir la pérdida de masa muscular en los ancianos son principalmente la ingesta de proteínas y el ejercicio. Sin embargo, ha habido poca evidencia de la efectividad de otros enfoques dietéticos sobre la masa muscular. Aunque algunos estudios muestran una asociación entre la ingesta de minerales, como calcio y magnesio, así como la masa muscular, existen pocos estudios sobre el papel de la ingesta de potasio en la masa muscular”.

La encuesta nacional, que reclutó a 16.558 participantes, incluyó datos sobre la ingesta diaria de alimentos, que se adquirió mediante un método de recordatorio de 24 horas. La masa del músculo esquelético apendicular se calculó mediante absorciometría de rayos X, y los investigadores definieron la masa muscular baja como menos de 7 kg por metro cuadrado para los hombres y menos de 5,4 kg por metro cuadrado para las mujeres.

En hombres de 19 años o más, una mayor ingesta de potasio se asoció con menores probabilidades de baja masa muscular, y los quintiles superiores vieron un rango de 22-42% de riesgo reducido de masa muscular definitivamente baja en comparación con el quintil inferior de consumo de potasio.

Los autores del estudio identificaron algunos mecanismos de acción por los cuales el potasio podría beneficiar a la población del estudio de esa manera. En primer lugar, el potasio se ha utilizado con éxito en el tratamiento de la acidosis metabólica, una enfermedad renal que causa pérdida de energía y proteínas (las dietas ricas en carnes y cereales pueden provocar una versión de bajo grado de esta enfermedad). Además, la relación evidente del potasio con la sensibilidad e inflamación a la insulina puede tener algo que ver con el efecto protector, ya que la resistencia a la insulina en pacientes sin diabetes se asocia con una señalización deficiente de la insulina en las células musculares, y la ingesta baja de potasio se asocia con una mayor cantidad de radicales libres.

Sin embargo, no está claro por qué el beneficio del potasio sobre la pérdida de masa muscular se presentó como específico del sexo, puntualizaron los autores del estudio.

Noticia publicada con información de Nutraceuticals World

, , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *