Los investigadores piden un cambio en el enfoque de la Listeria en los alimentos de bajo riesgo

Investigadores han proporcionado alternativas al enfoque de tolerancia cero utilizado en Estados Unidos para controlar la Listeria en alimentos de bajo riesgo. El país tiene este método para todos los alimentos listos para comer (RTE), independientemente del perfil de riesgo, por lo que todas las pruebas con resultado positivo derivan en  retiro del producto alimenticio del mercado.

Al respecto, los expertos señalaron en la revista Food Control: “Una política general de tolerancia cero para todos los alimentos RTE proporciona un desincentivo muy fuerte para las pruebas de la zona 1 (superficie de contacto con el producto), así como un desincentivo significativo para las pruebas del producto terminado. Más específicamente, el desafío con un enfoque de tolerancia cero para todos los alimentos es que todos los resultados positivos de las pruebas conducirán a una retirada, lo que podría limitar la disposición a tomar muestras con frecuencia”.

Y agregan: “Para compensar el alejamiento de un enfoque de tolerancia cero para los alimentos de bajo riesgo, es probable que la industria esté dispuesta a realizar una mayor frecuencia de pruebas, lo que les permitiría generar y utilizar más datos, incluidas herramientas de próxima generación, para informar la toma de decisiones basada en el riesgo, mucho antes de comercializar productos”.

Los investigadores indicaron que existía la necesidad de enfoques de salud pública armonizados a nivel mundial para las definiciones de alimentos RTE y no listos para comer (NRTE).

Regulación de la Listeria

Muchos otros países tienen criterios microbiológicos para Listeria monocytogenes de 100 unidades formadoras de colonias por gramo para alimentos de bajo riesgo que no apoyan el crecimiento del organismo.

El enfoque del Servicio de Inspección de Seguridad Alimentaria (FSIS) del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos para la inocuidad de la carne difiere del utilizado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) para garantizar la inocuidad de otros alimentos.

El panel de expertos internacionales de Listeria monocytogenes del Instituto Americano de Alimentos Congelados (AFFI) se creó en diciembre de 2018 como parte de los esfuerzos para fusionar la investigación y los datos con el pensamiento científico sobre las políticas regulatorias sobre la prevalencia del patógeno en alimentos. El panel se propuso desarrollar una base científica y una justificación para la regulación de Listeria monocytogenes.

La presidenta y directora ejecutiva de AFFI, Alison Bodor, comenta al respecto: “La industria de alimentos congelados está comprometida con el avance de las prácticas de seguridad alimentaria para prevenir y controlar Listeria monocytogenes. Estamos agradecidos por los conocimientos y la orientación del panel internacional de expertos en Listeria monocytogenes y creemos que sus nuevas recomendaciones deberían orientar los enfoques prácticos y sostenidos de la política reguladora de Listeria que mejoran la salud pública”.

Manipulación de Listeria en alimentos de bajo riesgo

De acuerdo con el estudio, los beneficios de no recordar a alimentos de bajo riesgo que no apoyan el crecimiento de Listeria monocytogenes y contienen niveles bajos del patógeno considera el no desperdiciar los recursos de la industria y los reguladores o perder la confianza del consumidor, disminuir el desperdicio de alimentos, evitar los efectos negativos en el medio ambiente y evitar retiros costosos innecesarios.

Los investigadores enfatizaron la necesidad de un enfoque alternativo para tratar los alimentos de bajo riesgo que contienen Listeria monocytogenes. Los alimentos son de bajo riesgo si su pH es inferior a 4,4, la actividad del agua es menor o igual a 0,92 o están congelados. Los alimentos que cumplan con estas condiciones no favorecen el crecimiento de Listeria monocytogenes.

Esto podría incluir el uso de alternativas a los planes actuales de muestreo de presencia-ausencia de 2 clases para alimentos de bajo riesgo donde Listeria no puede crecer; utilizar macrodatos para informar mejor las evaluaciones de riesgo microbiano; realizar una evaluación de riesgo-beneficio, así como también desarrollar estrategias de comunicación de riesgos y manipulación de alimentos para el consumidor.

Los investigadores indicaron que los esfuerzos regulatorios deben dirigirse a los alimentos listos para el consumo que apoyan el crecimiento de Listeria monocytogenes con un enfoque de múltiples frentes para controlar el patógeno necesario.

No se deben realizar acciones como el retiro del mercado de un producto al encontrar niveles bajos (menos de 100 UFC/g) en alimentos que no apoyan el crecimiento o en un alimento NRTE, a menos que la planta tenga un historial de infracciones o retiros, haya evidencia de enfermedad relacionada con el producto; hay hallazgos repetidos de Listeria monocytogenes en el producto o está dirigido a personas en riesgo.

Noticia publicada con información de Food Safety News

, , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *