Canadá: Con nuevo envase sostenible se espera que las ventas de manzanas envasadas crezcan en 50% este año

La variedad de manzana Red Prince fue traída de los Países Bajos a Canadá por las compañías Irma y Marius Botden en el año 2000, siendo cultivada exclusivamente por la empresa Blue Mountain Fruit Company. Esta variedad natural, que se originó alrededor de la frontera entre los Países Bajos y Alemania, ha ido creciendo constantemente en popularidad en el mercado canadiense desde su introducción hace dos décadas. Sin embargo, en los últimos 7 años y tras un cambio de marca de la manzana, la demanda ha crecido exponencialmente. Ahora, la compañía ha presentado una nueva bolsa sostenible para la manzana que ha dado un impulso adicional a las ventas.

Creciente popularidad en Canadá

Ken Lyons se inició en Blue Mountain Fruit Company en 2014 como Director de Ventas y Marketing. Llevar al equipo de Blue Mountain a un cambio de marca que impulsó la popularidad de la variedad Red Prince a la cima de las ventas. “El aspecto con el nuevo nombre es el que todavía usamos hoy en día y refleja la historia de la manzana y la forma en que se cultiva”, comparte Lyons.

La manzana Red Prince se cosecha en otoño canadiense y luego se almacena hasta el comienzo del nuevo año. Lyons dice que “es una variedad única porque tiene un gran equilibrio. Tiene un bocado muy crujiente, con altos grados Brix y buenos niveles de acidez. Entonces, después de la cosecha, los almacenamos hasta el 1 de enero para dejar que el nivel de ácido baje a la marca que queremos alcanzar; los probamos para asegurarnos de que el equilibrio entre ácido y brix sea el correcto. Las comercializamos como la manzana de invierno de Canadá que es como un buen vino, porque al igual que con un buen vino, los sabores iniciales que te golpean son picantes pero luego te dan un final muy suave y dulce”.

Centrada en sustentabilidad

El huerto y la empresa se enfocan en la sostenibilidad en sus operaciones. Desde el principio, en 2000, la empresa comenzó con huertos de alta densidad y Blue Mountain es una de las primeras empresas en llevar este estilo de cultivo a Canadá. Lyons dice: “La sostenibilidad es una gran parte de la filosofía y los valores de Blue Mountain. Trabajamos con las últimas tecnologías y programas de gestión de datos en los huertos para asegurarnos de que sean lo más sostenibles posible. Hemos encargado una nueva planta de envasado, que es de vanguardia con las últimas tecnologías para garantizar que haya la menor cantidad de desperdicio de producto y de servicios públicos”.

Además de todo esto, la compañía también ha expandido sus operaciones en crecimiento de una manera sostenible para mantenerse al día con la creciente demanda de la variedad Red Prince. Al respecto, Lyons explica: “Comenzamos en Ontario, pero luego nos expandimos a Quebec y las provincias marítimas. Para mantener nuestro compromiso con la sostenibilidad, decidimos que no enviaríamos el producto allí. En cambio, establecimos asociaciones estratégicas con productores de Montreal y Nueva Escocia para cultivar las manzanas. De esta manera, podemos expandir nuestros mercados y llegar sin dejar de ofrecer manzanas cultivadas, envasadas y enviadas localmente, todo bajo la bandera de Blue Mountain Fruit Company”.

Última pieza del rompecabezas de la sostenibilidad: Embalaje

Los vendedores minoristas comercializan la manzana Red Prince a granel y en bolsas. Para mantenerse fiel a sus valores de sustentabilidad, Blue Mountain ha estado trabajando en lanzar un formato en bolsas sustentable para esta variedad. “Hemos estado buscando durante los últimos siete años una tecnología que sea rentable y sostenible”, comparte Lyons.

El nuevo bolso incorpora dos tecnologías que aseguran que será lo más sostenible posible. Lyons explica: “El primero es el plástico, que tiene una alta claridad y durabilidad y tiene el número 2 de reciclaje. Esto es importante porque de todo el plástico reciclable que hay en el mundo, solo una fracción se recicla en realidad. Los materiales de reciclaje número 2 son uno de los más fáciles de reciclar y todas las instalaciones de reciclaje en Canadá están equipadas para trabajar con este material. Entonces, si los consumidores se preocupan de poner las bolsas en el contenedor de reciclaje, se reciclarán. Estamos trabajando con Vortex Packaging en Ontario para este material”.

Agrega: “Además, trabajamos con una empresa con sede en Ontario llamada miDori-Bio, que comercializa y distribuye aditivos ecológicos. A través de ellos, pudimos incorporar un aditivo a la bolsa que asegurará una biodegradación altamente eficiente. Por lo tanto, si la bolsa termina en un vertedero, se biodegradará entre un 5% y un 15% en los primeros 30 días y se degradará por completo en O2, CO2 y metano recuperable, sin dejar ninguna micropartida, en 4.5-5 años.” Además de todos estos beneficios medioambientales, el embalaje también es casi totalmente neutral en cuanto a costos.

La nueva bolsa está aprobada por la FDA y la FTC, lo que significa que Blue Mountain puede afirmar con precisión que la bolsa es biodegradable y reciclable. Este año es el primer año en que las nuevas bolsas están disponibles y, hasta ahora, las ventas han sido realmente fuertes. “Esperamos que nuestras ventas en bolsas aumenten en un 50% este año. La familia Blue Mountain está muy entusiasmada con este nuevo desarrollo. Queríamos liderar la carga hacia la sostenibilidad, pero también estamos muy contentos con la perspectiva de que otras empresas finalmente sigan nuestro ejemplo e incorporen estas prácticas sostenibles en cada parte de su negocio, como lo hemos hecho nosotros”, concluye Lyons.

Noticia publicada con información de Fresh Plaza

, , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *