Los hábitos de sueño saludables son relacionados con menor riesgo de insuficiencia cardíaca

De acuerdo con una investigación basada en datos obtenidos de 408,802 participantes del Biobanco del Reino Unido, el sueño es esencial para la salud cardiovascular.

Según el estudio, dormir de 7 a 8 horas por noche y no tener episodios frecuentes de insomnio redujo en un considerable 42% el riesgo de insuficiencia cardíaca en esta población. En el momento del reclutamiento, los cientos de miles de participantes tenían entre 37 a 73 años, fueron reclutados entre los años 2006 y 2010, después de lo cual se realizó un seguimiento de sus datos de salud hasta el año 2019.

Los comportamientos del sueño se recopilaron a través de cuestionarios de pantalla táctil, lo que permitió a los investigadores categorizar una multitud de comportamientos del sueño. Determinaron asociaciones relacionadas con la duración del sueño, insomnio, ronquidos, si un participante era madrugador o noctámbulo, o si tenía somnolencia diurna. Los participantes se dividieron en tres grupos: Sueño corto (menos de 7 horas al día), sueño recomendado (7-8 horas al día) o sueño prolongado (9 horas o más al día).

En la duración de la investigación, los científicos registraron 5.221 incidencias de insuficiencia cardíaca durante una mediana de seguimiento de 10 años.

Después de considerar diabetes, hipertensión, uso de medicamentos, variaciones genéticas y otras covariables, los participantes en el grupo recomendado vieron una reducción del 42% en el riesgo de insuficiencia cardíaca en comparación con las personas con un patrón de sueño poco saludable. La insuficiencia cardíaca también fue un 8% más baja en los que se levantaron temprano, un 12% más baja en los que dormían entre 7 y 8 horas diarias, un 17% más baja en los que no tenían insomnio frecuente y un 34% más baja en los que no tenían somnolencia diurna.

El profesor de epidemiología, director del Centro de Investigación de la Obesidad de la Universidad de Tulane y autor de esta investigación, Lu Qi, comenta al respecto: “La puntuación de sueño saludable que creamos se basó en la puntuación de estos cinco comportamientos del sueño (…) Nuestros hallazgos destacan la importancia de mejorar los patrones generales de sueño para ayudar a prevenir la insuficiencia cardíaca”.

Debido a que la investigación fue una evaluación puntual de los patrones y comportamientos del sueño autoinformados, los autores dijeron que sus hallazgos fueron limitados en el sentido de que no reflejaban cambios potenciales en el comportamiento durante el período de seguimiento medio de diez años. No obstante, el estudio destaca la importancia potencial de los comportamientos generales del sueño en la prevención de la insuficiencia cardíaca.

Noticia publicada con información de Nutraceuticals World

, , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *