Reino Unido: FSA revisa la vida útil de la carne envasada al vacío

La Agencia de Estándares Alimentarios del Reino Unido (FSA por su sigla en inglés) afirma que esta medida destinada a prolongar la vida útil de de la carne envasada al vacío o envasada con atmósfera modificada no comprometerá su inocuidad alimentaria, además que representaría en un menor desperdicio de carne.

Esta agencia ha actualizado la guía de vida útil para carne fresca y carne refrigerada de vacuno, cordero y cerdo que están envasadas ​​al vacío, así como también en atmósfera modificada, por ello, las empresas ahora pueden aplicar una vida útil de 13 días a los productos anteriores.

A partir de ahora, la FSA establece que los empresas operadoras de alimentos pueden decidir por una vida útil segura para estos productos alimenticios específicos según sus sistemas de gestión de inocuidad alimentaria existentes, de la misma manera que ya lo hacen para otros tipos de alimentos. De acuerdo con la agencia, apartarse de un enfoque de “talla única” beneficiará, tanto a consumidores como a la industria.

Se espera que al extender la vida útil de la carne envasada al vacío, se sigan respetando los altos estándares de inocuidad alimentaria, mientras se reducen parte de los alimentos estimados en 3.000 millones de libras esterlinas (US$4,1 mil millones) que el Reino Unido desperdicia cada año.

La FSA indica que la decisión se ha tomado basándose en evidencias múltiples que consideran: Asesoramiento microbiológico de expertos, Información epidemiológica sobre la aparición de botulismo y datos internacionales durante muchos años sobre productos cárnicos. En caso de implementarse correctamente, estas nuevas pautas no deberían tener un impacto negativo en la inocuidad alimentaria.

En noviembre de 2020, concluyó una consulta pública sobre opciones para cambiar la guía de buenas prácticas de vida útil con un período máximo de 10 días para estos productos. Al respecto, la Directora de Políticas de la FSA, Rebecca Sudworth, comenta: “Podemos anunciar que nuestra guía de mejores prácticas sobre la seguridad y la vida útil de la carne de vacuno, cordero y cerdo refrigerados envasadas al vacío o envasadas con atmósfera modificada está cambiando”.

Y agrega: “El Reino Unido tiene un marco legal sólido y la industria alimentaria es responsable de garantizar que los alimentos comercializados sean seguros. Las empresas alimentarias podrán seguir las pautas existentes de la industria para garantizar que se aplique una vida útil adecuada a estos productos, mientras que se brindará apoyo a las empresas más pequeñas que pueden no tener esta capacidad mediante el establecimiento de un límite modificado de 13 días. Confiamos en que las empresas alimentarias de todo el Reino Unido seguirán poniendo los estándares y la seguridad en el centro de todo lo que hacen, para que los consumidores puedan confiar en que sus intereses son lo primero”.

El copresidente del grupo de trabajo y director de operaciones técnicas de la Asociación Británica de Procesadores de Carne, David Lindars, se ha pronunciado sobre el tema. En el número 6 de New Food y publicado en diciembre pasado, Lindars pidió que se extendiera la regla de los 10 días, calificándola como “ridícula”. Sobre este tema, indicó: “Doy la bienvenida a esta decisión, que representa una regulación moderna basada en evidencia, y se ha alcanzado gracias al excelente trabajo conjunto entre la industria y el regulador”.

Lindars añade: “Estamos seguros de que este es un resultado proporcionado que beneficiará a los consumidores y las empresas alimentarias y ayudará a reducir el desperdicio de alimentos, sin comprometer la seguridad alimentaria”.

De acuerdo con la FSA, la decisión también se tomó en colaboración con Food Standards Scotland. El nuevo documento de orientación ya está disponible como referencia en el sitio web de la FSA desde el 14 de diciembre de 2020 y entró en vigencia de inmediato.

La revisión de la FSA sobre la guía de mejores prácticas tiene como objetivo reducir el riesgo de botulismo transmitido por alimentos y no encontró evidencia de brotes relacionados con estos productos a nivel mundial e incluyó un informe de un subgrupo del Comité Asesor sobre la Seguridad Microbiológica de los Alimentos (ACMSF por su sigla).

Si bien se espera que las empresas más grandes puedan poner en práctica su propia guía de inmediato para estos productos, la FSA dice que reconoce que las pequeñas y medianas empresas alimentarias pueden no tener los recursos o las experiencias adecuadas.

Por lo tanto, la FSA dice que podrán utilizar la nueva recomendación de ACMSF para su carne de vacuno, cordero y cerdo frescos refrigerados envasados al vacío o envasado con atmósfera modificada, si así lo desean. Esto significa que pueden aplicar una vida útil de un máximo de 13 días para estos productos sin ninguna actividad adicional para demostrar la inocuidad en relación con C. botulinum.

Este cambio de política representa la rapidez con la que pueden moverse las cosas en la industria alimentaria. Habiendo publicado un artículo impreso de David Lindars pidiendo que se extendiera la vida útil, ahora se está informando sobre una decisión de esa misma naturaleza.

Noticia publicada con información de New Food Magazine

, , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *