Investigación explica la relación entre cepas probióticas y beneficios para la salud inmunológica de los niños

Una investigación publicada en la revista Beneficial Microbes, en un esfuerzo de colaboración entre IFF (anteriormente conocido como DuPont Nutrition and Biosciences) y la Universidad de Wisconsin-Madison, dilucidó el mecanismo por el cual dos cepas probióticas, Lactobacillus acidophilus NCFM y Bifidobacterium animalis ssp. Lactis Bi-07, puede tener un impacto significativo en una respuesta inmune viral simulada en células sanguíneas recolectadas de niños pequeños que toman probióticos.

Por lo general, las infecciones virales provocan una respuesta inflamatoria que causa síntomas del resfriado común. Cuando se administra a niños que experimentan una respuesta inmune viral simulada de este tipo, el equipo de investigación encontró que después de 30 días, la suplementación con probióticos resultó en una respuesta antiinflamatoria pronunciada, comparable a los niveles de citoquinas previos a la suplementación, que podría explicar la incidencia reducida de síntomas de infección respiratoria observados en un ensayo clínico anterior en niños con los mismos probióticos.

En total, se registraron los resultados de un régimen de suplementación de 30 días en un total de 19 niños que recibieron una respuesta inmune viral simulada.

Esta investigación fue parte de un ensayo clínico piloto de etiqueta abierta, en que los niños involucrados estaban sanos y tenían entre 13 y 36 meses de edad; las cepas utilizadas son comercializadas por FIF como HOWARU Protect Kids (10B UFC / día de L.acidophilus NCFM y B. lactis Bi-07) durante 30 días. Los investigadores recolectaron muestras de sangre de los niños al comienzo y al final del estudio, además de aislar células inmunitarias llamadas células monocíticas de sangre periférica (PBMC). Estas células inmunes fueron estimuladas con una molécula que imita un virus respiratorio, para luego medir la producción celular de citocinas y quimiocinas a este estímulo, y se comparó entre la intervención probiótica previa al inicio y luego después de la intervención de 30 días. Los probióticos fueron seguros y bien tolerados.

La Gerente de I+D de IFF, Dra. Liisa Lehtoranta, comenta al respecto: “Estamos encantados de confirmar aún más la conexión entre la suplementación con probióticos y la respuesta inmune saludable en los niños. Esta investigación nos impulsa a examinar más a fondo cómo podemos seguir usando bacterias probióticas para estimular la respuesta inmune innata tanto en niños como en adultos”.

Por su parte, el Dr. Gregory DeMuri, de la Universidad de Wisconsin-Madison, señala: “Hemos visto a los padres estar muy entusiasmados por dar un suplemento probiótico a sus hijos. En este estudio, los niños que tomaron un suplemento probiótico diario mostraron un aumento en las funciones inmunológicas que se cree que están relacionadas con la lucha contra los virus del resfriado”.

Noticia publicada con información de Nutraceuticals World

, , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *