Estudio pide acciones contra el cambio climático para asegurar el suministro mundial de alimentos

Sin la acción de los consumidores, las industrias alimentarias, el gobierno y los grupos internacionales, el cambio climático tendrá un impacto sustancial en la producción mundial de alimentos y la salud, de acuerdo con una investigación de científicos dirigidos por la Universidad de Curtin publicada en la Revista Anual de Salud Pública.

Los investigadores completaron un estudio exhaustivo de 12 meses de la literatura publicada sobre cambio climático, dieta saludable y acciones necesarias para mejorar la nutrición y la salud en todo el mundo.

El cambio climático ha tenido un impacto perjudicial en la salud y producción de alimentos durante los últimos 50 años, por ello es necesario hacer mucho más para superar sus efectos adversos, según el investigador principal John Curtin de la Escuela Curtin de Salud de la Población en Universidad Curtin.

“La combinación del cambio climático y la calidad de la nutrición es el principal desafío de salud pública de esta década y, de hecho, de este siglo. A pesar de los avances positivos en las tasas de nutrición mundiales, todavía nos enfrentamos a la amenaza constante del cambio climático para nuestro suministro mundial de alimentos, con África subsahariana y parte de Asia en mayor riesgo”, señala Binns.

“Por el momento, será posible producir suficientes alimentos para mantener una ingesta adecuada, utilizando mejores prácticas agrícolas y tecnología y más equidad en la distribución, pero estimamos que para 2050 la producción mundial de alimentos deberá aumentar en un 50% para superar la actual escasez y satisfacer las necesidades de la creciente población. En ese sentido nuestra revisión recomienda que al seguir las pautas dietéticas necesarias y elegir alimentos que tengan un impacto ambiental bajo, como pescado, cereales integrales, frutas, verduras, legumbres, nueces, bayas y aceite de oliva, mejoraría la salud, ayudaría a reducir los gases de efecto invernadero y cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, que a su vez mejorarían los niveles de producción de alimentos en el futuro”, agrega el académico.

Si bien el cambio climático tendrá un efecto significativo en el suministro de alimentos, el compromiso político y la inversión sustancial podrían ayudar a reducir los efectos y proporcionar los alimentos necesarios para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible, explicó Binns.

“Será necesario realizar algunos cambios en la producción de alimentos, será necesario monitorear el contenido de nutrientes y se requerirá una distribución más equitativa para cumplir con las pautas dietéticas propuestas. También será importante aumentar las tasas de lactancia materna para mejorar la salud de los bebés y los adultos, al tiempo que se ayuda a reducir los gases de efecto invernadero y se beneficia el medio ambiente”, agrega el académico.

“La investigación en curso será vital para evaluar los impactos a largo plazo del cambio climático en el suministro de alimentos y la salud a fin de prepararse adecuadamente para el futuro”.

Este estudio fue un esfuerzo de colaboración que involucró a investigadores de la Escuela Curtin de Salud de la Población, la Universidad de Murdoch, la Universidad de Exeter, la Universidad de Malaya, la Universidad Metropolitana de Oslo, la Universidad de Tokio y la Universidad de Salud Pública de Hanoi.

Noticia publicada con información de Nutraceuticals World

, , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *