Una nueva red tubular tejida sin plástico para envasar ajos y cebollas

Kuku International Packaging, compañía especializada en envases flexibles, ubicada en Palata Pepoli, Italia, lanzó una nueva solución de envasado sin plástico fabricada íntegramente con fibra de algodón virgen, sin plástico, que se puede utilizar con máquinas de envasado.

La Directora Ejecutiva de Kuku International Packaging, Serena Ruppi, explicó al respecto: “Forma parte de nuestra línea sin plástico para el llenado de bolsas tanto de forma automática como manual. Hasta ahora ha sido testado en ajo y cebolla, a escala nacional y europea. El nuevo envase ya está siendo utilizado por algunos de nuestros clientes. Con solo unas pocas adaptaciones en las máquinas, las empresas pueden cambiar inmediatamente a este envase, que consta únicamente de fibras de origen vegetal”.

Un cambio en toda la Unión Europea para reducir el uso de plásticos está en marcha, con el objetivo de su eliminación total o casi total para 2030. Sobre este tema, Ruppi prosiguió: “Hemos estado trabajando con fibras sin plástico durante algún tiempo, con un historial probado. En En los últimos meses hemos estado realizando pruebas, con la novedad de adaptar estos materiales a las maquinarias existentes”.

La fibra de algodón virgen tiene mayor flexibilidad que otras alternativas comerciales de plástico. “No es tan elástico como el plástico, pero se parece mucho a él. Podríamos decir que este es el primer producto sin plástico que se asemeja a los mismos resultados de las mallas tubulares tejidas con plástico, un factor clave en el empaque de algunos productos. Clientes que estamos utilizando nuestro material están muy satisfechos, ya que permite un paquete ecológico de tres piezas para cabezas de ajo y cebolla, requerido en los supermercados”, comentó la Directora Ejecutiva de Kuku.

Ruppi cree firmemente que este es el camino a seguir: “Habrá un aumento exponencial de la demanda de envases fabricados con materiales cada vez más naturales. Sin duda, el mercado debe poder adaptarse, también debido a las directivas europeas sobre la reducción de dióxido de carbono para 2030. Los plásticos producen grandes cantidades de dióxido de carbono”.

“Nos estamos adaptando a un ciclo inverso. Utilizamos fibras derivadas de las plantas, que absorben CO2 y liberan oxígeno. Un proceso ecológico aguas arriba. Para ser justos, el algodón usa mucha agua, por lo que tiene un mayor impacto en el medio ambiente, pero estamos realizando un nuevo proyecto con una nueva fibra natural que utiliza muy poca agua”, concluyó Ruppi.

Noticia publicada con información de Fresh Plaza

, , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *