Demuestran que la suplementación con arándanos y fibra soluble reduce el riesgo de diabetes gestacional

La diabetes mellitus gestacional (DMG), que se define como la diabetes que tiene su primer inicio o diagnóstico durante el embarazo, es una de las complicaciones médicas más comunes relacionadas con el embarazo y el parto. La obesidad, que ocurre antes o durante el embarazo a través del aumento de peso excesivo, es un factor de riesgo principal en la génesis de la diabetes gestacional. En algunos países europeos, se ha informado que la diabetes gestacional afecta hasta al 24% de las madres embarazadas. Por estas razones, la prevención de la diabetes gestacional se ha convertido en un objetivo de salud para los formuladores de productos líderes en nutrición materna.

De acuerdo con un estudio piloto, la suplementación con una combinación de arándanos de fruta entera y fibras solubles podría reducir significativamente el riesgo de diabetes gestacional, que se atribuyó a una serie de mecanismos, incluida una reducción en el aumento excesivo de peso gestacional, un mejor control glucémico y una reducción de la inflamación. en mujeres embarazadas con obesidad.

La combinación nutricional fue la candidata en este ensayo debido a los datos de la NHANES de EE.UU., que encontró que una porción significativa de mujeres no cumple con las recomendaciones dietéticas para varios micronutrientes responsables de la actividad antioxidante, mientras que también tiene una alta ingesta de jugo de frutas y una baja ingesta de fruta entera, que podría aumentar el riesgo de hiperglucemia y aumento de peso.

Los autores de la investigación comentaron al respecto: “Los arándanos se encuentran entre las bayas más consumidas: pueden mejorar la sensibilidad a la insulina y reducir el riesgo de diabetes en estudios en humanos y animales, a través de los efectos atribuidos a su alto contenido de polifenoles. La fibra dietética, especialmente la fibra soluble, también puede reducir el riesgo de diabetes. Por lo tanto, basándonos en una clara necesidad de investigación dietética en DMG, nuestro objetivo fue examinar los efectos de la suplementación dietética combinada de arándanos enteros y fibra soluble en los perfiles cardiometabólicos en mujeres de minorías con alto riesgo de DMG”.

El estudio preliminar reclutó a 34 mujeres con obesidad en las primeras etapas de su embarazo (24-28 semanas de gestación) y en las últimas (32-36 semanas de gestación) para examinar los beneficios cardiometabólicos de esta combinación, especialmente en lo que se refiere a la DMG, junto con cierta educación nutricional pero sin mandatos sobre cambios en la dieta habitual. A continuación, los investigadores midieron los parámetros metabólicos de las participantes con una prueba de provocación de glucosa, el diagnóstico de DMG, medidas antropométricas, presión arterial y análisis bioquímicos.

Se observaron mejoras significativas en el grupo de suplementación, incluido el aumento de peso gestacional normalizado, marcadores mejorados del control glucémico y marcadores reducidos de inflamación.

“Nuestro estudio muestra que la suplementación con arándanos y fibra soluble fue bien tolerada y mejoró los factores de riesgo clásicos de DMG, especialmente el aumento excesivo de peso materno y [proteína C reactiva], en mujeres obesas. Aunque se brindó educación nutricional a ambos grupos como parte de la atención prenatal estándar, la suplementación alimentaria específica pareció ser más eficaz para mejorar los riesgos maternos. Estos hallazgos justifican la investigación en ensayos más grandes que también deben incluir mujeres con diabetes pregestacional e hiperglucemia posparto para abordar el papel de los alimentos ricos en bioactivos en la reducción de las complicaciones de la diabetes en el embarazo”, concluyeron los autores.

Noticia publicada con información de Nutraceuticals World

, , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *