La OMS nombra a una científica para su grupo de epidemiología de enfermedades transmitidas por alimentos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha designado a una científica estadounidense, Felicia Wu, para su Grupo de Referencia de Epidemiología de Enfermedades Transmitidas por Alimentos (FERG, por su sigla en inglés).

Wu es una distinguida académica en los departamentos de Ciencias de la Alimentación y Nutrición Humana y Economía Agrícola, Alimentaria y de Recursos de la Universidad Estatal de Michigan (MSU).

FERG es un selecto grupo de investigadores en inocuidad alimentaria y salud pública que trabaja para determinar la carga humana de enfermedades causadas por contaminantes alimentarios comunes en todo el mundo, así como también para actualizar los datos sobre el impacto global de las enfermedades transmitidas por los alimentos. Este grupo altamente selectivo incluye solo 26 investigadores de todo el mundo.

Sobre su designación, Wu comentó: “Me siento realmente honrada de haber sido elegido para formar parte de este grupo de investigadores increíbles que trabajan para abordar las enfermedades transmitidas por los alimentos a escala mundial”.

Wu trabajó anteriormente como asesora de recursos para OMS FERG, entre los años 2007 y 2015, que recibió el encargo de calcular las enfermedades transmitidas por alimentos a nivel mundial causadas por el arsénico.

La principal área de especialización de Wu es la aflatoxina, que puede ser revisada en esta reiteración de FERG.

“Antes, cuando yo había hecho el trabajo, sólo había información suficiente sobre el cáncer de hígado causado por la aflatoxina, pero ahora sabemos que se ha relacionado con el deterioro del crecimiento en los niños y que es inmunotóxica, por lo que hay otros efectos importantes que no se tuvieron en cuenta en el primer informe del FERG”, aseveró.

Las enfermedades transmitidas por los alimentos prevalecen especialmente en los países en desarrollo, donde con frecuencia hay menos aplicación de las normas de seguridad alimentaria para reducir los riesgos de intoxicación alimentaria.

Wu ve a las aflatoxinas como un buen ejemplo: “El cáncer de hígado relacionado con las aflatoxinas es mucho más alto en muchos países de Asia, Centroamérica y África”.

“La aflatoxina es principalmente un problema de clima cálido y se encuentra especialmente en el maíz y el maní”, explicó. “Tenemos algunos problemas en los EE. UU., Pero en general, nuestra FDA regula muy bien las aflatoxinas en nuestra mantequilla de maní, productos de maíz y otros productos. En otras partes del mundo, la nación puede establecer un estándar de aflatoxinas, pero no se está aplicando si el maíz y el maní se producen en el hogar y las familias comen lo que cultivan”.

“Lo que se mide, se gestiona. Si no hay suficiente urgencia para asegurarse de que el suministro de alimentos sea seguro, es posible que los mercados y los vendedores individuales no sean tan cuidadosos en cómo almacenan sus alimentos, cómo transportan sus alimentos, etc.”, afirmó. “Pero, si podemos decir ‘una enfermedad transmitida por los alimentos causa tantos casos de enfermedad y, y esta cantidad de muertes de bebés y niños cada año’, entonces, de repente, eso da mucha más urgencia, y luego se implementan y se hacen cumplir las políticas para mejorar la seguridad alimentaria a nivel mundial”.

En este enlace están los integrantes del FERG con su trayectoria profesional, para el período comprendido entre los años 2021 a 2024.

Noticia publicada con información de Food Safety News

, , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *