Más investigaciones respaldan los beneficios para la salud del corazón de la vitamina K

De acuerdo con una investigación publicada en Journal of the American Heart Association, las personas que consumen una dieta rica en vitamina K tienen hasta un 34% menos de riesgo de enfermedad cardiovascular relacionada con la aterosclerosis.

Los investigadores examinaron datos de más de 50.000 personas que participaron en el estudio Danés Dieta, Cáncer y Salud durante un período de 23 años. Investigaron si las personas que consumían más alimentos que contenían vitamina K tenían un riesgo menor de enfermedad cardiovascular relacionada con la aterosclerosis (acumulación de placa en las arterias).

Hay dos tipos de vitamina K que se encuentran en los alimentos: La vitamina K1 proviene principalmente de las verduras de hoja verde y aceites vegetales, mientras que la vitamina K2 se encuentra en la carne, huevos y alimentos fermentados como el queso.

Esta investigación encontró que las personas con la mayor ingesta de vitamina K1 tenían un 21% menos de probabilidades de ser hospitalizadas por una enfermedad cardiovascular relacionada con la aterosclerosis. Para la vitamina K2, el riesgo de ser hospitalizado fue un 14% menor. Este riesgo más bajo se observó para todos los tipos de enfermedades cardíacas relacionadas con la aterosclerosis, en particular para la enfermedad de las arterias periféricas en un 34%.

La investigadora de la Universidad Edith Cowan (ECU) y autora principal del estudio, la Dra. Nicola Bondonno, indicó que los hallazgos sugieren que consumir más vitamina K puede ser importante para la protección contra la aterosclerosis y la posterior enfermedad cardiovascular.

“Las pautas dietéticas actuales para el consumo de vitamina K generalmente se basan solo en la cantidad de vitamina K1 que una persona debe consumir para asegurarse de que su sangre se pueda coagular”, aseveró. “Sin embargo, existe una creciente evidencia de que la ingesta de vitamina K por encima de las pautas actuales puede brindar una mayor protección contra el desarrollo de otras enfermedades, como la aterosclerosis. Aunque se necesita más investigación para comprender completamente el proceso, creemos que la vitamina K actúa protegiendo contra la acumulación de calcio en las arterias principales del cuerpo que conducen a la calcificación vascular”.

El investigador de la Universidad de Australia Occidental, el Dr. Jamie Bellinge, también autor de esta investigación, afirmó que el rol de la vitamina K en la salud cardiovascular y particularmente en la calcificación vascular es un área de investigación que ofrece esperanzas prometedoras para el futuro.

“Las enfermedades cardiovasculares siguen siendo una de las principales causas de muerte en Australia y todavía existe una comprensión limitada de la importancia de las diferentes vitaminas que se encuentran en los alimentos y su efecto sobre los ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y enfermedades de las arterias periféricas”, dijo Bellinge. “Estos hallazgos arrojan luz sobre el efecto potencialmente importante que tiene la vitamina K sobre la enfermedad mortal y refuerzan la importancia de una dieta saludable para prevenirla”.

En el futuro, más investigación sobre las diferentes fuentes dietéticas y los efectos de los diferentes tipos de vitamina K2 es una prioridad, según Bondonno.

Noticia publicada con información de Nutraceuticals World

, , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *