Proyecto FSA analiza procesos globales de inocuidad de la carne en Estados Unidos y otros países

Un informe publicado por la Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido (FSA, por su sigla en inglés) ha establecido una mejor comprensión de los posibles riesgos de enfermedades transmitidas por alimentos a partir de productos cárnicos importados.

Los investigadores crearon perfiles de 16 países, incluyendo a Estados Unidos y Reino Unido, con datos de prevalencia de Salmonella, Campylobacter, E. coli, Trichinella y resistencia a los antimicrobianos (AMR). Hubo dificultades para comparar los países debido a la variación en las técnicas de recopilación de datos como muestreo y pruebas, problemas de idioma en áreas de habla no inglesa y diferentes aplicaciones de los planes de control a nivel regional.

El trabajo fue realizado por Campden BRI entre enero de 2020 y marzo de 2021 bajo contrato de la FSA para ayudar a esta institución a comprender mejor el contexto internacional de las importaciones y los procesos de control de inocuidad alimentaria para los productos que ingresan al Reino Unido, ahora que ya no pertenece a la Unión Europea (UE), con un probable cambio en sus patrones comerciales.

Para el procesamiento de carne y productos avícolas, los procedimientos básicos son en gran medida los mismos en todas las naciones estudiadas. Estos pasos incluyen prácticas de bioseguridad en la granja, captura y transporte de animales, inspección ante mortem y post mortem, sacrificio, evisceración, enfriamiento, faenado y empaque.

Las intervenciones adoptadas por los países para garantizar la inocuidad alimentaria incluyen el uso de tratamientos químicos, enfriamiento, inspección y establecimiento de criterios microbiológicos para limitar el nivel de microorganismos en los productos avícolas o cárnicos, monitorear la efectividad de los controles del proceso y la aprobación de los establecimientos.

Diferencias de países

Estados Unidos y Canadá tenían en gran medida los mismos protocolos de inspección que la UE, pero las diferencias estaban en los tiempos y temperaturas de enfriamiento, además de los productos químicos permitidos durante el lavado de las canales. Canadá tiene requisitos de enfriamiento similares a los del Reino Unido, mientras que Estados Unidos no prescribe ningún horario o temperatura específicos. Tanto Estados Unidos como Canadá permiten productos químicos en el agua de lavado para cadáveres y cortes. Los promotores de crecimiento también están permitidos en Estados Unidos.

Australia y Nueva Zelanda han desarrollado un sistema de puntuación basado en los datos recopilados de los procesos de enfriamiento. Los protocolos de inspección parecen ser similares y el uso de promotores de crecimiento está permitido en Australia.

En Brasil, Chile y Uruguay, se permitieron los tratamientos de reducción de patógenos en las canales. En India, los procedimientos de inspección parecían ser similares a los del Reino Unido y la UE. La información sobre el enfriamiento y otras medidas de intervención era limitada y desactualizada.

Otras naciones analizadas fueron Dinamarca, Irlanda, Países Bajos, Polonia, Ucrania, Botswana y Namibia.

El informe cita estudios que muestran la prevalencia de Salmonella, STEC y Campylobacter en bovinos, porcinos, productos avícolas y corderos en los diferentes países. Encontró Trichinella en la carne de cerdo de una planta canadiense en 2013 y el 0,01 por ciento de las 5705 muestras analizadas en los EE. UU.

El Director de ciencia, evidencia e investigación de la FSA, Rick Mumford, indicó que las decisiones sobre productos importados se basan en evidencia científica: “Aunque las comparaciones globales directas son muy difíciles de lograr, es de vital importancia que la FSA continúe examinando diferentes procesos y fuentes de información para que podamos mejorar nuestros propios datos, ayudando a proporcionar la mejor base científica para nuestro asesoramiento independiente al gobierno y otros socios. Es importante señalar que si la carne está destinada a la exportación al Reino Unido, debe cumplir con los requisitos de importación del Reino Unido, y esto no va a cambiar”.

Noticia publicada con información de Food Safety News

, , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *