Científicos desarrollan recubrimiento ecológico para reducir el plástico y mejorar la frescura del plátano

Los Laboratorios Federales Suizos de Ciencia y Tecnología de Materiales (EMPA) y Lidl Suiza han desarrollado un recubrimiento de película de nanofibras ecológicas para plátanos para evitar los envases de plástico y garantizar una vida útil más larga. Después de un año de investigación y desarrollo, los investigadores de EMPA han creado el recubrimiento protector para frutas y verduras completamente a partir de materias primas renovables.

Extendiendo la vida útil

El recubrimiento de celulosa de EMPA garantiza la frescura de frutas y verduras, además que los productos alimenticios permanecen frescos “mucho más tiempo” que sin el recubrimiento.

El director del laboratorio Empa, Gustav Nyström, comenta al respecto: “En las pruebas, la vida útil de, por ejemplo, los plátanos se prolongó más de una semana. Esto reduce significativamente el desperdicio de alimentos”.

Innova Market Insights indica que el 60% de los consumidores globales están dispuestos a comprometer la vida útil para reducir los envases de plástico y el 56% de los consumidores globales comprometerían la protección del producto para reducir el plástico utilizado en los envases. Sin embargo, el investigador de mercado también indica que más de la mitad (64%) de los consumidores globales están de acuerdo con la afirmación de que hacer que un producto sea más ambientalmente sostenible no debería reducir el rendimiento del empaque.

“El gran objetivo es que estos biorrecubrimientos puedan reemplazar una gran cantidad de envases a base de petróleo en el futuro”, indica Nyström.

Proceso de producción

La producción del recubrimiento incluye el procesamiento de “orujo” en celulosa fibrilada: “El orujo es el residuo sólido que queda después de extraer el jugo de frutas, verduras o plantas”, explica Nyström.

Tradicionalmente, este “sobrante” de la planta se eliminaba en plantas de biogás o directamente en el campo, pero, en el futuro, se utilizará para crear una capa protectora de frutas y verduras.

La película protectora de nanofibras se rocía sobre el producto y, dado que es inofensiva para los consumidores, la solución se puede lavar antes de su consumo.

Mientras tanto, Nyström dice que el potencial del recubrimiento de celulosa aún no se ha realizado por completo: “Existe la posibilidad de añadir aditivos como vitaminas o antioxidantes”.

Introducción suiza

El estudio preliminar del producto, que comenzó en 2019, ahora se completó “con éxito” y se lanzó el estudio principal. La capa de celulosa de EMPA se probará y mejorará durante los próximos dos años. El estudio implica una asociación con Lidl Suiza y cuenta con el apoyo de Innosuisse (Agencia Suiza de Innovación).

“El objetivo es que la nueva tecnología se utilice en las 150 tiendas Lidl de toda Suiza tras la exitosa prueba principal”, confirma Nyström.

En relación con esto, la compañía Sufresca, con sede en Israel, ha desarrollado recubrimientos comestibles para frutas y verduras que eliminan los envases de plástico de productos frescos y reducen la pérdida, además del desperdicio de alimentos.

Mientras tanto, Morrisons se convertirá en el primer supermercado del Reino Unido en eliminar las bolsas de plástico para bananas de los estantes de sus tiendas y como parte de una reducción del 50 % de los envases primarios de plástico de su propia marca para 2025.

Noticia publicada con información de Food Ingredientes First

, , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *