Informes: El Norovirus afectaron más que Campylobacter durante la pandemia de Covid

De acuerdo con una investigación, la notificación de laboratorio de norovirus en Inglaterra se vio más afectada que Campylobacter a partir de la pandemia de COVID-19. Los científicos investigaron la relación entre los informes de laboratorio de los dos patógenos, la cantidad de pruebas de coronavirus y las medidas de prevención y control de infecciones durante la pandemia.

En Inglaterra, los informes de laboratorio de norovirus y Campylobacter se registran a través de un sistema de vigilancia nacional, pero solo Campylobacter es una enfermedad de notificación obligatoria. La campilobacteriosis generalmente está relacionada con el consumo de alimentos poco cocidos y la contaminación cruzada durante la preparación. El norovirus se asocia principalmente con la transmisión de persona a persona, así como también los brotes debido a productos contaminados o manipuladores de alimentos infectados.

Ambos patógenos muestran tendencias estacionales anuales con actividad de norovirus probablemente directamente asociada con factores climáticos como la temperatura, mientras que la infección por Campylobacter está indirectamente influenciada por cambios en el comportamiento humano relacionados con el clima.

Mayor impacto en el norovirus

Los totales de los informes de laboratorio semanales para norovirus y Campylobacter entre finales de junio de 2015 y finales de octubre de 2020 se tomaron del sistema nacional de vigilancia de informes de laboratorio y los resultados se informaron en la revista PLOS One.

Los datos sobre las pruebas del virus que causa el COVID-19, llamado SARS-CoV-2, en laboratorios de diagnóstico de Inglaterra se utilizaron para indicar la presión sobre los servicios de pruebas y la capacidad para llevar a cabo actividades regulares.

A partir de marzo de 2020, se observó una reducción en la cantidad de informes de laboratorio de norovirus y Campylobacter, pero el impacto en los norovirus fue más pronunciado. Los informes de laboratorio de Campylobacter se recuperaron, pero los de norovirus permanecieron bajos. La reducción en los informes de norovirus se relacionó significativamente con el período posterior a la primera muerte por COVID-19 en el Reino Unido a principios de marzo. Los resultados para los modelos de Campylobacter fueron similares.

El norovirus se vio más afectado durante los primeros meses de la pandemia. El efecto del rigor de las medidas de control de Covid-19 fue mayor para los informes de laboratorio de norovirus que para Campylobacter. Los cambios en la capacidad de prueba parecen tener un impacto más negativo en los informes de norovirus.

La reducción total estimada fue del 47 % al 79 % para el norovirus de marzo a octubre de 2020. La reducción cambió para Campylobacter del 19 % al 33 % en abril al 1 % al 7 % en agosto.

Factores detrás del declive

El descenso en los informes de laboratorio de norovirus se asoció significativamente con los cambios en las políticas de control de infecciones y los enfoques de prueba del virus SARS-CoV-2.

Las pruebas de laboratorio para norovirus probablemente se vieron más afectadas durante la pandemia que las de Campylobacter debido a la capacidad de obtener muestras para confirmación de laboratorio y prioridad de prueba.

Debido a las similitudes entre norovirus y coronavirus, es probable que haya existido una verdadera reducción de norovirus como resultado de las medidas de control de infecciones introducidas para el covid-19, como un mayor lavado de manos, distanciamiento social y una mejor higiene en los hogares de ancianos y otros entornos de atención médica.

Para Campylobacter, el cierre de restaurantes debido al brote podría haber reducido la transmisión de la infección, pero aumentó la preparación de alimentos en el hogar.

Otro factor fue un cambio en el comportamiento de búsqueda de atención médica durante la pandemia, porque el norovirus y Campylobacter difieren en la gravedad clínica y duración de la enfermedad. Es más probable que los pacientes con infección por Campylobacter se comuniquen con los proveedores de atención médica y se les tome una muestra para el diagnóstico de laboratorio, así como también la confirmación del patógeno.

Los científicos no pudieron estimar la proporción del impacto atribuido a factores como una reducción genuina en la transmisión y cambios en el comportamiento de búsqueda de atención médica.

Los expertos indicaron que el estudio subraya los diferentes impactos que una pandemia puede tener en la vigilancia de las enfermedades infecciosas gastrointestinales y cómo los esfuerzos para controlar una cosa pueden afectar a otras: “Esto se suma a la necesidad de que la preparación para una pandemia incluya la consideración del mantenimiento de sistemas de vigilancia de rutina prioritarios y el recurso para analizar los datos de vigilancia durante el período de la pandemia. Los efectos directos e indirectos de la pandemia podrían, al afectar las funciones esenciales de vigilancia, impedir la capacidad de detectar amenazas en curso para la salud pública nacional o internacional”.

Noticia publicada con información de Food Safety News

, , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *