Unión Europea evalúa las reglas de irradiación de alimentos a medida que disminuye el uso

Una evaluación de las reglas de irradiación de alimentos en Europa ha encontrado que es poco probable que la legislación tenga mucho impacto en el uso debido a una disminución impulsada por los temores de la industria y los consumidores, pese a la evidencia científica de su seguridad.

Las directivas de la Unión Europea sobre el tema entraron en vigor en 1999 y no se han modificado mucho desde entonces. En 2017 se elaboró ​​una hoja de ruta seguida de un estudio encargado por la compañía DG Sante y comentarios públicos en 2020, que recibió 72 respuestas, principalmente de ciudadanos de la UE.

La evaluación encontró que las directivas habían sido ineficaces para garantizar la igualdad de condiciones entre los países de la UE, así como también fuera de la UE y, debido a un requisito de etiquetado, habían afectado la capacidad de las empresas para utilizar la irradiación.

La irradiación es una técnica de descontaminación de alimentos y una opinión de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria de 2011 encontró que es eficaz para garantizar la seguridad microbiológica de los alimentos. Algunas asociaciones de consumidores y el Parlamento Europeo expresaron anteriormente su preocupación de que las empresas puedan utilizarla de forma indebida para enmascarar la falta de higiene en los procesos de producción.

La Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA, por su sigla en inglés) ha aprobado una variedad de alimentos para irradiación, incluida la carne de vacuno y cerdo; crustáceos como langosta, camarones y cangrejos; frutas y verduras frescas; lechuga y espinacas; productos avícolas; huevos con cáscara, además de especias y condimentos.

Situación actual en Europa

La UE irradió más de 9200 toneladas de alimentos en 2010, pero menos de 4000 toneladas en 2019. La razón principal de esta disminución parece ser la preocupación de la industria de que los consumidores se nieguen a comprar alimentos etiquetados como irradiados, aunque esto no se ha demostrado. En 2018 y 2019, más del 80 % de los alimentos irradiados en la UE se trataron en una instalación en Bélgica.

Solo las hierbas aromáticas secas, las especias y los condimentos vegetales tienen autorización en toda la UE, pero diferentes productos tienen aprobaciones nacionales. Las palabras “irradiado” o “tratado con radiación ionizante” deben aparecer en el empaque. En 2000 se lanzó un movimiento para aprobar otros productos, pero varias empresas alimentarias y organizaciones de consumidores se opusieron, y el Parlamento Europeo lo detuvo en 2002.

Los datos más recientes muestran 24 instalaciones de irradiación aprobadas en 14 países de la UE. Los principales productos irradiados son las ancas de rana, las aves de corral y las hierbas aromáticas secas, las especias y los condimentos vegetales. Diez sitios están aprobados en países no pertenecientes a la UE. Tres en Sudáfrica y la India, dos en Tailandia y uno en Suiza y Turquía.

Entre 1999 y 2019 hubo 358 notificaciones RASFF relacionadas con la irradiación. Los países de origen más frecuentes para los productos sujetos a notificaciones fueron China, Estados Unidos, Rusia y Vietnam, y ninguno de ellos tiene instalaciones de irradiación aprobadas por la UE. En 2020, se registraron seis alertas: dos de China y una de Estados Unidos, India, Vietnam y Bélgica.

Los estados miembros llevan a cabo controles oficiales, pero la intensidad difiere mucho con más de la mitad realizada por Alemania. Casi todos los incumplimientos se relacionan con productos alimenticios importados, lo que sugiere posibles lagunas en la aplicación de la legislación sobre irradiación en la frontera.

Futura dirección poco clara

Los hallazgos del trabajo no apuntan a ninguna opción para el futuro de la legislación europea sobre irradiación de alimentos, entre las cuatro identificadas: Statu quo, adopción de una lista de la UE de alimentos autorizados para la irradiación y enmienda o derogación de las directivas.

De acuerdo con el informe, mientras la industria alimentaria y los consumidores de la UE se muestren reacios a los alimentos irradiados, la legislación tendrá un impacto insignificante en el uso de la tecnología.

Debido a la falta de datos sobre la irradiación de alimentos y sus alternativas, la evaluación no pudo concluir en qué medida las normas habían contribuido a mejorar la higiene de los alimentos y reducir los brotes de enfermedades transmitidas por los alimentos.

Los reglamentos no lograron la armonización de la legislación sobre irradiación en toda la UE con agencias nacionales capaces de aplicar autorizaciones y prohibiciones sobre otros productos alimenticios irradiados que no sean hierbas y especias. Bélgica, República Checa, Francia, Italia, Países Bajos y Polonia cuentan con una lista nacional de autorizaciones sobre el tratamiento de alimentos con radiaciones ionizantes.

El informe de la UE dijo que la renuencia de la industria a utilizar la irradiación de alimentos puede tener graves consecuencias, como lo demuestra el incidente del óxido de etileno.

“En septiembre de 2020, se detectaron residuos de ETO, una sustancia prohibida en la UE y peligrosa para la salud humana, en semillas de sésamo de la India. Las semillas habían sido tratadas con esta sustancia peligrosa para eliminar la contaminación microbiológica, mientras que la irradiación de alimentos podría haber sido utilizada para el mismo propósito”, indica el informe.

Noticia publicada con información de Food Safety News

, , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *