La FDA evalúa la eficacia de la secuenciación del genoma completo

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por su sigla en inglés) ha publicado un estudio sobre la eficacia de GenomeTrakr Whole Genome Sequencing Network, que es una herramienta que utiliza el gobierno para detectar, investigar y limitar la propagación de brotes relacionados con alimentos regulados por este organismo. A pesar de las mejoras en el sistema de inocuidad de los alimentos en este país, los brotes transmitidos por los alimentos son una gran amenaza para la salud pública, porque enferman al menos a 9,4 millones de estadounidenses cada año, provocan 56.000 hospitalizaciones y 1.400 muertes.

Las enfermedades causadas por alimentos regulados por la FDA representan alrededor del 80 % del total anual estimado de enfermedades transmitidas por alimentos en este país. La FDA cree que el programa fue rentable en su segundo año y está generando entre $100 y $450 millones en beneficios anuales netos para la salud, en comparación con una inversión de $22 millones por parte de las agencias de salud pública. El programa ayudó a disminuir las enfermedades transmitidas por alimentos en los EE.UU en su primer año y el efecto en la salud humana muestra claras mejoras con el tiempo.

La secuenciación del genoma completo es el mapeo del ADN bacteriano. Mapea la ubicación de cuatro aminoácidos: Citosina, guanina, timina y adenosina. Cada patógeno tiene un patrón único y una combinación de estas proteínas. La secuenciación del genoma completo es más precisa y proporciona un seguimiento de fuente de mayor resolución que la electroforesis en gel de campo pulsado (PFGE), el estándar de oro anterior para identificar patógenos.

El análisis utilizó datos de brotes desde 1999 hasta 2019 que fueron investigados por la FDA. Los investigadores examinaron el efecto de los aislamientos WGS recolectados en EE.UU en los brotes de enfermedades, compararon los resultados con la literatura existente y realizaron un análisis para estimar los beneficios, además de los costos.

El estudio establece que los beneficios se deben principalmente a la reducción de las enfermedades por Listeria monocytogenes en el año 2014. Las enfermedades por Listeria evitadas representaron el 93,5 % de los beneficios estimados en ese año. Para 2019, esto había caído al 70%. El costo por enfermedad de las enfermedades de Listeria es mucho más alto que el de otros patógenos porque el patógeno tiene una tasa de mortalidad y hospitalización muy alta.

Para 2019, el programa había recolectado más aislamientos de Salmonella y E coli que de Listeria, por lo que la información sobre esos patógenos jugó un papel más importante en los beneficios totales.

La red GenomeTrakr se inició en 2012. Ha crecido para incluir laboratorios federales, estatales y otros en los EE. UU. y otras naciones que utilizan WGS para la identificación de patógenos.

Noticia publicada con información de Food Poisoning Bulletin

, , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *