Investigación: El aceite de krill reduce los factores de riesgo cardiovascular

El aceite de krill reduce los niveles de triglicéridos en la sangre en personas con niveles severamente elevados, logrando un objetivo medido importante en la salud cardiovascular, según descubrió una revisión de dos ensayos clínicos gemelos publicados en JAMA.

La enfermedad cardiovascular (ECV) es la principal causa de muerte en todo el mundo, con 18 millones de personas que mueren a causa de ECV cada año. Los triglicéridos son lípidos que se encuentran en la sangre y las elevaciones en las concentraciones sanguíneas de estos lípidos se asocian sustancialmente con el riesgo de enfermedad cardíaca.

Los autores del estudio reciente observaron los efectos que tendría la suplementación con aceite de krill en 520 participantes con niveles de triglicéridos severamente altos, caracterizados como hipertrigliceridemia, en comparación con el placebo. Los niveles de triglicéridos, omega-3 en plasma y niveles de colesterol se midieron antes, durante y después de las 26 semanas de duración de los ensayos. Durante el período de prueba, todos los participantes recibieron asesoramiento dietético y medicamentos continuos.

Entre los participantes, el consumo de aceite de krill resultó en una disminución promedio del 26 % en los niveles de triglicéridos en sangre desde el inicio, frente a una reducción del 15,1 % observada en el grupo de placebo después de 12 semanas. Después de 26 semanas, los pacientes que consumieron aceite de krill experimentaron una reducción promedio del 33,5 % en los niveles de triglicéridos en sangre desde el inicio, frente a una reducción del 20,8 % en el grupo de placebo, lo que da una diferencia de tratamiento significativa de -12,7 %. Las reducciones fueron incluso más pronunciadas entre los participantes que tomaban medicamentos para ayudar con sus niveles altos de triglicéridos, en comparación con la población del estudio en general.

Los autores del estudio señalaron que el presente estudio es la investigación aleatoria y controlada más grande hasta la fecha sobre una formulación de ácidos grasos omega-3 entre pacientes diagnosticados con hipertrigliceridemia grave. “Otras formulaciones de omega-3 recetadas investigadas en sus ensayos de fase 3 para la hipertrigliceridemia grave redujeron los niveles de TG entre un 12 % y un 39 % de reducción. Estos ensayos fueron generalmente mucho más pequeños y de menor duración”. En comparación con las formulaciones de éster etílico recetadas, los autores también notaron que el tratamiento con aceite de krill dependía menos del consumo conjunto con comidas ricas en grasas para la biodisponibilidad, “lo cual es relevante porque las dietas bajas en grasas se recomiendan para la hipertrigliceridemia grave”.

“Al analizar sólo a los pacientes que recibían medicación para su hipertrigliceridemia al inicio del estudio, los autores observaron reducciones aún más fuertes en el grupo del aceite de krill y menos reducciones en el grupo del placebo”, dijo Katina Handeland, directora de investigación y desarrollo para la salud y la nutrición humana de Aker BioMarine, el proveedor de los suplementos de aceite de krill utilizados en el estudio. Aker BioMarine no llevó a cabo el estudio, señaló la empresa.

“Esto es interesante ya que estos pacientes pueden representar una población de pacientes con hipertrigliceridemia aún más ‘verdadera'”.

Noticia publicada con información de Nutraceuticals World

, , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *