Una dieta dirigida a la inflamación puede reducir el riesgo de diabetes gestacional

Una investigación de la Universidad de Turku en Finlandia concluyó que una dieta saludable orientada a promover una respuesta inflamatoria saludable reduce el riesgo de una mujer de desarrollar diabetes gestacional.

La diabetes gestacional ocurre en mujeres embarazadas cuando sus niveles de azúcar en la sangre son demasiado altos y es más probable que afecte a las que tienen sobrepeso u obesidad. De acuerdo con los Centros para el Control de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés), la diabetes gestacional ocurre en el 2-10% de todos los embarazos y puede provocar una multitud de complicaciones de salud para los bebés.

El estudio madre-hijo, que involucró a 351 mujeres embarazadas, se basó en calcular la ingesta de nutrientes de cada mujer a partir de los diarios de alimentos. Esto se hizo a través de una dieta alimentaria de tres días que requería que los participantes realizaran un seguimiento de su alimentación durante dos días de la semana y un día del fin de semana.

Luego, los investigadores clasificaron a las mujeres en función de sus dietas en dos categorías amplias: Saludables o no saludables según un índice de calidad de la dieta estándar y un índice inflamatorio de la dieta, el último de los cuales predijo el potencial inflamatorio de la dieta de una mujer. Luego diagnosticaron a las mujeres con diabetes gestacional con una prueba de tolerancia a la glucosa oral entre las semanas 24 y 28 de gestación; en total, al 23 % de las mujeres embarazadas del estudio se les diagnosticó diabetes.

Los autores de la investigación encontraron que aquellos con una puntuación más alta en el índice inflamatorio dietético ajustado por energía (E-DII), lo que indica una dieta proinflamatoria poco saludable, experimentaron un riesgo 27% mayor de desarrollar diabetes gestacional. Además, notaron que las mujeres que desarrollaron diabetes gestacional consumieron cantidades más altas de grasa total, ácidos grasos saturados y ácidos grasos trans, y cantidades más bajas de fibra dietética en comparación con las mujeres que no desarrollaron diabetes gestacional.

Las altas cantidades de verduras, frutas, bayas y productos integrales, junto con la mayoría de las grasas insaturadas, fueron particularmente importantes en lo que respecta al riesgo de diabetes gestacional en la cohorte del estudio, anotó Kirsi Laitinen, profesora asociada e investigadora principal del estudio.

“Tomados en conjunto, los resultados sugieren que las mujeres embarazadas con sobrepeso u obesidad que consumen una dieta saludable en general y una con un potencial inflamatorio bajo experimentan un menor riesgo de desarrollar DMG en comparación con sus contrapartes que consumen una dieta más proinflamatoria y menos saludable”, concluyeron los autores. “También se demostró que evitar una ingesta excesiva de grasas en la dieta, especialmente ácidos grasos saturados y otros nutrientes que promueven la inflamación en el cuerpo, podría estar asociado con un menor riesgo de desarrollar DMG. Es probable que considerar estos aspectos en el asesoramiento dietético beneficie a estas mujeres”.

Noticia publicada con información de Nutraceuticals World

, , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *