Una investigación revela una baja ingesta de tocotrienoles en la población polaca

Las dietas diarias de las personas que viven en Polonia contienen muy por debajo de la cantidad de tocotrienoles necesarios diariamente para lograr efectos beneficiosos, de acuerdo con una investigación publicada por la Universidad de Ciencias de la Vida de Varsovia en Polonia en el Foro de Biología y Ciencias de la Vida.

Los tocotrienoles son una familia de compuestos de vitamina E con un amplio espectro de acciones biológicas únicas, que incluyen actividades antioxidantes y antiinflamatorias, y efectos beneficiosos para la salud del corazón, el cerebro y el hígado.

Los autores del estudio desarrollaron un cuestionario de frecuencia de alimentos (FFQ) que evaluó la ingesta de alimentos ricos en vitamina E en 202 adultos y realizó un seguimiento de su ingesta durante tres meses, así como durante un período de 24 horas previo a la encuesta. Se utilizó una base de datos del USDA para calcular el consumo promedio de isómeros individuales y la suma de tocotrienoles.

En la mayoría de los estudios clínicos en humanos, fue necesario tener una dosis diaria de entre 30 y 400 mg de tocotrienoles mixtos para lograr efectos beneficiosos. Para la población general, la ingesta diaria recomendada de tocotrienoles dietéticos oscila entre 30 y 50 mg/día, con recomendaciones más altas para condiciones de salud específicas. Sin embargo, el enfoque FFQ mostró una ingesta promedio de tocotrienoles de 2,25 mg/día en mujeres y 2,14 mg/día en hombres al observar la evaluación de tres meses. De manera similar, un registro dietético de 24 horas mostró 1,955 mg/día para mujeres y 2,761 mg/día para hombres. Esto fue similar a un estudio realizado en una población japonesa, en el que la ingesta total de tocotrienoles osciló entre 1,9 y 2,1 mg/día.

En el presente estudio, el contenido más alto en la dieta fue el beta-tocotrienol, que está presente en la pasta integral, el pan integral, el jugo de zanahoria, el arroz integral y las galletas saladas, mientras que el más bajo fue el delta-tocotrienol, que se encuentra en el pan integral, así como también en el arroz y pan integral.

“Debido a la baja proporción de tocotrienoles en la dieta, parece beneficioso difundir el conocimiento sobre su influencia en la salud y las fuentes de alimentación”, concluyen los autores.

“Este es un estudio interesante que cuantifica la ingesta diaria total de tocotrienol a través de nuestra dieta diaria. Si bien los tocotrienoles están naturalmente presentes en nuestra dieta, este estudio demostró que no es suficiente depender solo de la dieta, especialmente para las mujeres”, comentó Bryan See, vicepresidente de PhytoGaia, un proveedor de ingredientes que se especializa en tocotrienoles. “Dos preguntas vinieron a la mente de inmediato: ¿podrían extrapolarse estas ingestas dietéticas de tocotrienoles extremadamente bajas o indicar la ingesta de tocotrienol en la población en general, especialmente en el continente europeo? ¿Y cómo aumentamos la ingesta de tocotrienoles al nivel que confiere beneficios en vista de la baja ingesta de tocotrienoles en la población general, como las dietas asiáticas y occidentales?”

Noticia publicada con información de Nutraceuticals World

, , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *