Pycnogenol es relacionado a beneficios en niños con TDAH

De acuerdo con una investigación publicada en  Journal of Functional Foods, un extracto de corteza de pino marítimo francés llamado Pycnogenol se relacionó con una serie de beneficios conductuales en niños con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).

Caracterizado por niveles de hiperactividad, impulsividad y falta de atención inapropiados para el desarrollo, el TDAH es el trastorno conductual neurocognitivo pediátrico más común, y 2,4 millones de niños en EE.UU. han sido diagnosticados.

En el estudio, 88 niños entre las edades de seis y 12 años se dividieron en tres grupos, a los que se les administró un placebo, el medicamento recetado metilfenidato o Pycnogenol. Los niños que pesaban menos de 66 libras tomaron 20 mg por día de metilfenidato o 20 mg de Pycnogenol por día, mientras que los niños que pesaban más de 66 libras tomaron 30 mg de metilfenidato por día o 40 mg de Pycnogenol por día.

Durante el período de intervención, que duró 10 semanas, los maestros y los padres completaron cuestionarios al inicio, cinco semanas y al final del estudio. Esto incluyó la Escala de calificación de TDAH (ADHD-RS), que evalúa nueve elementos de falta de atención y nueve de hiperactividad/impulsividad. Los criterios también evaluaron la dificultad para seguir instrucciones, la dificultad para organizar tareas y actividades, moverse nerviosamente con las manos o los pies, retorcerse en un asiento o interrumpir e inmiscuirse en otros.

Resultados

A las 10 semanas, los maestros informaron que el grupo de Pycnogenol mostró:

  • Una disminución del 29 % en la escala de calificación general del TDAH (en comparación con una disminución del 45 % con metilfenidato y una disminución del 5 % con placebo);
  • 34 % de disminución de la hiperactividad (frente a 36 % de disminución con metilfenidato y 1 % de aumento con placebo);
  • Disminución del 25 % en la falta de atención (versus una disminución del 52 % con metilfenidato y una disminución del 9 % con placebo).

A las 10 semanas, los padres informaron que el grupo Pycnogenol mostró:

  • 11 % de disminución en la escala de calificación general del TDAH (frente a una disminución del 28 % con metilfenidato y un aumento del 1 % con placebo);
  • Disminución del 12 % en la hiperactividad/impulsividad (versus una disminución del 28 % con metilfenidato y un aumento del 2 % con placebo);
  • Disminución del 10 % en la falta de atención (versus una disminución del 29 % con metilfenidato y un aumento del 1 % con placebo).

Si bien los niños que se complementaron con el fármaco mostraron la mayor mejora en el comportamiento del TDAH, experimentaron efectos secundarios adversos a una tasa de hasta cinco veces mayor que los que se complementaron con Pycnogenol, según los autores. Se observó pérdida de apetito y pérdida de peso no deseada con el fármaco, pero no con Pycnogenol.

“En el TDAH pediátrico y especialmente en el entorno de la escuela primaria, se demostró que Pycnogenol es una buena alternativa al metilfenidato para aquellos que estén dispuestos a esperar algunas semanas para ver los efectos, a fortiori si se considera su casi total ausencia de efectos adversos en comparación con el metilfenidato”, concluyeron los investigadores.

Este estudio se suma a la evidencia previa sobre el papel potencial de Pycnogenol en el manejo de los síntomas conductuales de los niños. Un estudio publicado en 2006, realizado en el Departamento de Psiquiatría Infantil del Hospital Universitario de Bratislava, encontró que Pycnogenol aliviaba los síntomas informados de hiperactividad y mejoraba la atención de los niños con TDAH en comparación con el placebo. Otro estudio publicado en 2006 encontró que el ingrediente podía normalizar el estado antioxidante de los niños con TDAH.

Noticia publicada con información de Nutraceuticals World

, , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *