Una investigación encuentra una relación entre la creencia en los mitos de la inocuidad alimentaria y las enfermedades

De acuerdo con una investigación, creer en ciertos mitos sobre la seguridad alimentaria puede aumentar el riesgo de enfermedad. Los investigadores observaron cómo las creencias no científicas mal informadas y las consecuencias de la falta de conocimientos científicos sobre inocuidad alimentaria podrían afectar la salud.

Muchas personas en el Reino Unido, Alemania y Noruega creen en los mitos de la seguridad alimentaria, pero las opiniones varían según el país. Creer en algunos de estos mitos pone a las personas en mayor riesgo de contraer una enfermedad transmitida por los alimentos, encontró la investigación publicada en Food Control.

Después de recopilar más de 150 mitos sobre la seguridad alimentaria en toda Europa de los socios del proyecto SafeConsume, 47 se incluyeron en una encuesta.

¿Los vegetarianos no se intoxican con alimentos?

Los investigadores realizaron una encuesta basada en la web con más de 3000 consumidores del Reino Unido, Alemania y Noruega para investigar qué mitos la gente cree que son ciertos y si esto influyó en la incidencia y prevalencia de la gastroenteritis. Se preguntó a las personas si estaban en desacuerdo o de acuerdo con las declaraciones.

Los resultados muestran que muchas personas creen en los mitos de la seguridad alimentaria y esto se correlaciona positivamente con la incidencia y prevalencia de la gastroenteritis.

Los vínculos más grandes se observaron en las creencias sobre los huevos, como almacenarlos a temperatura ambiente y comer huevos crudos para curar la resaca; que una tabla de cortar de madera, chile, wasabi y adobos matan las bacterias; que los vegetarianos no sufran intoxicación alimentaria; y que comer tierra y tener diarrea es bueno porque limpia el estómago.

Los datos de incidencia de gastroenteritis provienen de otra encuesta de SafeConsume en 2019. Se realizó un análisis de los datos de la aceptación de declaraciones de creencias sobre inocuidad alimentaria y la prevalencia e incidencia de episodios de gastroenteritis informados.

En Alemania, más personas pensaron que si calientas demasiado los alimentos saludables pierden su salubridad; una vez que se ha cocinado la comida, se han eliminado todas las bacterias y es seguro comerla, y el pollo se debe lavar antes de consumirlo.

Más personas en el Reino Unido piensan que la antigua forma tradicional de preparar alimentos era mejor que los métodos modernos y que todos los alimentos deben mantenerse a 2 grados C (33,8 grados F). Es probable que los noruegos crean que si la comida huele y sabe bien, es seguro comerla. Otros mitos incluían comer ostras solo si hay una “r” en el nombre del mes y la regla de los cinco segundos para la comida que ha estado en el suelo.

Impacto de algunos mitos

Los investigadores identificaron ocho categorías de creencias que van desde puntos de vista sobre la calefacción, sobre qué alimentos son los más seguros, sobre qué mata las bacterias, sobre la higiene y las creencias supersticiosas. Las personas primero forman creencias y luego buscan evidencia que las respalde.

Un alto porcentaje de consumidores cree que lo orgánico es más seguro que los alimentos cultivados convencionalmente.

Tres creencias relacionadas con Campylobacter y el pollo: las bacterias no sobreviven en tablas de cortar de madera, la sal mata todo lo peligroso y el pollo debe lavarse antes de prepararlo, se correlacionan significativamente con la prevalencia de gastroenteritis.

A pesar de varias campañas que advierten sobre los riesgos de lavar el pollo, muchos consumidores continúan haciéndolo antes de cocinarlo y esto se confirmó en el estudio, ya que más de la mitad de los encuestados coincidieron en que el pollo debe lavarse antes de prepararlo.

En promedio, el 15 por ciento de los encuestados estuvo de acuerdo en que el mejor desayuno para la resaca es un huevo crudo. El consumo de productos de huevo crudo es un factor de riesgo para la salmonelosis.

Una quinta parte de los encuestados creía que los huevos almacenados en el refrigerador son menos seguros que los que se mantienen a temperatura ambiente. Almacenar los huevos en el refrigerador evitará el crecimiento de bacterias, pero pueden contaminarse en el momento de la puesta.

Los estudios futuros deben investigar por qué las creencias en los mitos sobre la seguridad alimentaria se correlacionan con la incidencia y la prevalencia de la gastroenteritis. Otro trabajo debería analizar los métodos de cambio de comportamiento, incluida la corrección de creencias falsas.

Noticia publicada con información de Food Safety News

, , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *