El crecimiento de las películas plásticas flexibles trae desafíos de reciclaje

Las películas plásticas flexibles pueden superar a los plásticos en general en la tasa de crecimiento anual compuesto (CAGR), pero estos materiales son un desafío para reciclar con la infraestructura actual, según el informe colaborativo de PMMI Business Intelligence y AMERIPEN, “2023 Packaging Compass”.

El informe dice que se espera que las películas flexibles crezcan a una CAGR anual de 4-6%, citando un informe de 2021 de Mordor Intelligence. Por el contrario, la CAGR promedio para los plásticos en general es de alrededor del 3-4 %, según un informe de 2022 de la Asociación de Envases Flexibles.

Esto convierte a los flexibles en uno de los segmentos de más rápido crecimiento dentro de los envases de plástico.

Las películas plásticas tienen ventajas significativas tanto en términos de necesidades operativas como de sostenibilidad. Su resistencia a la tracción permite una mayor protección con menos material, ayudan a reducir las emisiones de carbono durante el transporte por camión debido al espacio y el peso, son altamente personalizables y funcionan de manera eficiente en las líneas de llenado para reducir los costos generales y el tiempo de producción.

Los consumidores también aprecian la facilidad de apertura, la capacidad de resellado, el bajo peso y el pequeño espacio en los estantes que ofrecen estos formatos de empaque.

Desafíos de reciclaje

Las películas plásticas flexibles se pueden reciclar, pero generalmente se usan en aplicaciones degradadas, como “madera” plástica o asfalto polimérico. También tienden a recogerse en los puntos de entrega en lugar de a través de sistemas en la acera.

Estos materiales son un desafío, ya que pueden complicar la fase de clasificación de la recuperación de materiales. Cuando las películas flexibles se clasifican en una instalación de reciclaje municipal, su naturaleza flexible facilita que queden atrapadas en los rotadores, enredándose y envolviéndose en el equipo. También pueden redirigirse hacia las líneas de papel, aumentando la contaminación de esa corriente.

Como resultado, muchos programas comunitarios de reciclaje han prohibido la recolección de formatos de empaques de películas flexibles.

Dado que se espera que las películas plásticas continúen aumentando en tamaño de mercado, la industria del empaque debe comenzar a analizar la mejor manera de recolectar, clasificar y reprocesar estos materiales para garantizar un mercado final viable para su reutilización.

Noticia publicada con información de Pack World

, , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *